imagotipo

LXIII Legislatura, un orgulloso arranque / Sutilezas / Yolanda de la Torre V.

  • Yolanda de la Torre Valdés

Estamos llegando a los días finales del 2015, un año que hasta hace no mucho tiempo lucía tan lejano que el cineasta Steven Spielberg lo utilizó como punto de referencia de un futuro que lucía muy lejano en los hoy ampliamente nostálgicos años 80. ¿Qué ha pasado de entonces al día de hoy?, prácticamente todo, con la llegada de los 90 llegaron a nuestro país los teléfonos celulares, a mediados de la década referida llegó el Internet, en los primeros años del siglo XXI se iba haciendo común ver pantallas planas sustituir en los hogares a los antiguos televisores con cinescopio y algunos incluso con bulbos.

A lo largo de estos años hemos visto bajar de precio constantemente a la tecnología, al grado que por ejemplo las computadoras que antes podían estar solo en dependencias públicas, grandes empresas y centros de estudios, ahora pueden estar incluso en la recámara de algún adolescente. Ni qué decir de los teléfonos celulares que en su versión actual de smartphones, difícilmente llegaron a ser concebidos en el pasado siquiera en manos de algún espía del servicio secreto británico, una especie de 007.

En fin, que en este año en el que el futuro nos alcanzó, en México las diputadas y diputados de la LXIII Legislatura, debemos ponernos a la altura que implican los retos que se plantean en una época así, en la que hay que disponer de recursos para invertirlos en energías limpias y renovables que gradualmente vayan supliendo el uso de combustibles fósiles.

Los legisladores de la actualidad debemos ponernos a la altura de los retos que implica el empatar a las nuevas tecnologías con los requerimientos de la educación de nuestros tiempos, algo que forma parte de la consolidación de la Reforma Educativa que actualmente se impulsa a nivel nacional. Se trata de algo que sobre el papel se plantea de forma fácil, pero que resulta de una enorme complejidad si se considera que muchas de las escuelas en las que hoy se quiere poner Internet inalámbrico, no cuentan con energía eléctrica, apenas disponen de techo y carecen incluso de baños. Ahí es donde se ve el tamaño de un reto que legisladoras y legisladores hemos asumido en toda su complejidad.

Lo que ha abarcado la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados en el que ha sido su primer período ordinario de sesiones, bien se puede definir desde lo específico, como la creación de la Comisión de la Familia que tengo en honor de presidir, hasta ya aspectos muy generales que van desde temas enteramente desahogados ahora, hasta aquellos que se han retomado de anteriores Legislaturas.

El pasado 15 de diciembre la Cámara de Diputados de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, declaró formalmente terminadas sus labores correspondientes al primer período ordinario de sesiones del primer año de ejercicio, cierre que estuvo a cargo del actual presidente de la mesa directiva, Jesús Zambrano.

En sus primeros tres meses y medio de sesiones, se logró la aprobación de 5 nuevas leyes, 25 reformas a distintos ordenamientos en materia hacendaria, financiera, de asociaciones público privadas, de economía social, vivienda, ciencia y tecnología, así como pensiones, deporte y cultura. Por supuesto en todo lo mencionado hay que incluir la aprobación del paquete económico 2016, es decir el Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Federación.

Es así que concluimos el año las diputadas y los diputados de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, preparándonos ahora para un año nuevo 2016 que habrá de plantearnos importantes desafíos que sacaremos adelante.

Queda por ahora desearles el mejor 2016 en compañía de sus familiares y amigos. Un gran abrazo.
*Diputada Federal por Durango

yolanda.delatorre@congreso.gob.mx

@yoladelatorre