imagotipo

Machismo editorial: vivito y coleando

  • Profesión escritora: Andrea Balanzario

Por un lado, encasillan la obra de las escritoras como “literatura femenina”, por el otro, destacan aspectos negativos como estrategias de venta. ¿Cuándo aceptarán, por fin, la calidad como única norma para juzgar el trabajo de miles o millones de mujeres que escriben? No sé si fue en la Feria Internacional de Libro de Guadalajara, la que acaba de terminar hace unos días, donde encontraron el texto de una fajilla “pensada” por la Editorial Drácena, ubicada en Madrid; sus “estrategas en marketing” eligieron usar la vida amorosa de Elena Garro como gancho para atraer clientes para Reencuentro de personajes, dice la infausta fajilla: “Mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez, musa de Borges”.
¿DE CUÁNDO ACÁ?

El valor de la obra literaria de Elena Garro debe ser promovido por su relación amorosa, erótica o como le gusten llamar, con dos hombres. Me encantaría voltearle la tortilla —no de patatas, sino la nuestra, de maíz— a los editores de Drácena para valorar a los escritores de su catálogo por sus proezas sexuales con esposas, amantes regulares y encuentros casuales, en algún congreso de literatura, el tamaño de sus genitales, la cantidad de hijas e hijos que fueron capaces de engendrar. Sería tan de pésimo gusto que ni lo imagino…
PERO SÍ OFENDEN

La integridad de Elena Garro y la de mil de mujeres, quienes se indignaron (Editorial Drácena retira tu publicidad misógina Change.org) Justo unos días antes de la celebración del centenario de Elena Garro, circula en redes sociales la fotografía de la infausta fajilla. El activismo digital, aunque le dicen, “de sofá” surtió efecto, en poco tiempo apareció una reacción; “La editorial española Drácena ha ordenado retirar las fajas del libro “Reencuentro de personaje” de la escritora mexicana Elena Garro, en la que era calificada como “mujer y amante” de otros autores como Octavio Paz o Bioy Casares. “Mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez y admiradora de Borges”, señala la faja del libro, que fue presentado en días pasados en Guadalajara. El repudio se suscitó tras las críticas en las redes sociales, tanto en México como en España”.
“MUJER DE…AMANTE DE”

Muchos diarios mexicanos y españoles, publicados y digitales, se unieron al rechazo provocado por una de las más torpes estrategias de venta, transcribo lo publicado en la página de El Español: “Elena Garro es una escritora mexicana vinculada al realismo mágico gracias a ‘Los recuerdos del porvenir’, una obra escrita en 1967 y con la que, según los expertos, se inició este movimiento literario. Este mes se cumplen 100 años de su nacimiento y la editorial española Drácena decidió lanzar una reedición de “Reencuentro de personajes”, un libro escrito por Garro en 1982. La obra, que llegó a las librerías el pasado mes de octubre, lleva la faja con la descripción más desafortunada que se recuerda en mucho tiempo. En letras blancas y bajo un fondo granate se puede leer: “Mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez y admirada por Borges. 2016, centenario de Elena Garro”. El texto, que reduce a “mujer de” a una de las autoras mexicanas más importantes y que ha tratado con un mayor ímpetu temas como la marginación de las mujeres o la libertad femenina, ha causado un enorme revuelo en las redes sociales y en el país norteamericano. En Twitter, decenas de usuarios han censurado con rotundidad el mensaje machista que llevaba el libro en su faja”.
DECENAS NO, FUERON CIENTOS

De mujeres y hombres, lectores, escritores y los visitantes de la Feria Internacional de Libro en Guadalajara protestaron por una falta de respeto hacia la escritora y, por extensión, al 51 por ciento del género humano que debe ser promovido si es “mujer de”, “amante de”, “hija de”, “esposa de”, “musa de”, “inspiradora de”; quien haya tenido la pésima idea del texto de la fajilla parece no haber advertido que una mujer es un ser humano completo, no requiere ser avalada por un ejemplar del género masculino.
FAJILLA PARA OCTAVIO PAZ

“Primer marido de Elena Garro”, “Esposo de Marie Jo”, “Amado de Carlos Pellicer”, “Amante de Samuel Noyola”… ¿o llegar a sugerir una homosexualidad reprimida para vender libros que nadie lee? Hasta hoy nadie le ha faltado el respeto con semejante estrategia de venta. ¿Por qué a él si lo respetan y a ella no? ¿Por qué se atreven a pensar que una mujer continúa siendo “de” para asegurar la venta de los 750 ejemplares de la infausta edición de reencuentro con personajes? ¿Se requerirán editoriales 100 por ciento comandadas por mujeres? ¿Revistas de crítica literaria 100 por ciento fundadas y manejadas por mujeres? ¿Clubes de 100 por ciento escritoras? ¿Columnas dedicadas a la promoción del quehacer literario “femenino”? ¿Cuánto falta para desterrar la devaluación y olvido sistemáticos de escritoras como Elena Garro? Por cierto, feliz cumpleaños, Elena.