imagotipo

Maestros mexicanos, lo mejor para México / María de Lourdes Domínguez

  • María de Lourdes Domínguez

Y siguen los golpes bajos a los maestros; no hay más ciego que el que no quiere ver, el problema de la educación en México no son los maestros, la problemática va más allá, es la forma de planificar, administrar y organizar; nuestro país merece un diagnóstico holístico y crear su propio sistema educativo, no copiar los de otros lugares, pues resulta que ahora es mejor Cuba que México según los resultados de unas pruebas.

Los propósitos de  la educación van más allá de pasar un examen, el fin es cultivar el intelecto, desarrollar el razonamiento, desarrollar destrezas y habilidades para la vida, mejorar su entorno y lograr la movilidad social, vivir dignamente. El mismo Aurelio Nuño señala que “Es a través de la educación y de esta reforma como vamos a lograr el verdadero desarrollo del país; el verdadero desarrollo económico, pero también el político, el social y que este país pueda ser un país mucho más libre, mucho más justo, mucho más equitativo y mucho más productivo también”, con sus mismas palabras entonces dejemos de politizar la educación y que cumpla con su función.

Cuba es el país con mayor densidad de certificados universitarios. Hasta los meseros cuentan con título de médico o incluso de doctorados en ingeniería, su población tiene alto nivel educativo, más no hay el ánimo de transformar su entorno, producir, innovar, generar nuevos bienes y servicios, e incluso sufre de carencia de alimentos, con viviendas poco dignas, inconformes de todo, en extrema pobreza y esperando la mínima oportunidad para salir de su país, entonces no funciona su sistema, no sirve su educación, no ayuda a mejorar la calidad de vida de los habitantes.

El Secretario de Educación anuncia que traerá maestros cubanos para impartir clases y capacitar a profesores en el país, quien afirma que debe respetarse la norma  desconoce la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, reglamentaria del apartado B) del Artículo 123 constitucional en su Artículo 9º. donde se señala que los trabajadores de base deberán ser de nacionalidad mexicana y solo podrán ser sustituidos por extranjeros cuando no existan mexicanos que puedan desarrollar el servicio respectivo. Por supuesto que en México existe personal capacitado para la mejora de la educación.

Atender el contexto es fundamental en educación y para nada puede compararse con el de nuestro país .Cuba con 12 millones de habitantes, México cerca de 120 millones, tan solo el Estado de México de 17 millones lo supera. Cierto es que en Cuba no hay analfabetas pero el índice de libros leídos por habitante es más bajo que el de México.

Es bueno voltear la mirada a Cuba y darse cuenta que aunque exista una excelente educación, si el sistema económico no responde y su Gobierno no reconoce sus errores, la situación de su población no mejora ni con toda la excelencia de sus maestros.

Es importante que se dirija una mirada a la historia del magisterio en México, ha sido agente transformador, disciplinado más no alienado, con compromiso social. Los maestros han cumplido con los enfoques y planes y programas diseñados desde un escritorio no por ellos, se preparan y la mayoría de las veces con recursos propios no por la autoridad responsable, hacen lo que pueden con lo que tienen pues los recursos no llegan ¿quién es el responsable entonces?

Existen brillantes docentes en México que pueden ser convocados para transformar de verdad la educación, aquí en nuestro país están los verdaderos especialistas que pueden marcar el cambio, pues conocen la realidad, la viven día a día.
Comentarios y sugerencias al correo electrónico

domdilu@yahoo.com.mx.