imagotipo

MAM Desfasado | Punto de vista | Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Sorpresivamente, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos adelantó el anuncio del aumento a los salarios mínimos. Generalmente esperaba el fin de año para darlo a conocer. Horas después de que se diera a luz la ratificación del Constituyente sobre la desindexación de los mínimos, ya conocíamos el incremento.

Horas antes, también, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, comentaba buscar un encuentro con el presidente Peña Nieto para hablar del aumento salarial. En la SCJN, a donde acudió al primer informe de su presidente, Luis María Aguilar, decía: a ver si es posible hablar en este evento… si no, lo voy a buscar… sigo con mi proyecto de entrevistarme con el secretario del Trabajo el ¡próximo jueves!

El desfase político no podía ser mayor. Mancera proponía un aumento de 22 por ciento. Ignoró la condición económica de Estados como Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Michoacán, Tlaxcala, Colima, Campeche, Tabasco, por citar algunos, que no podrían cubrir un incremento de ese tamaño.

Nadie de sus asesores -que son muchos y costosos- le advirtió a don Miguel Ángel sobre la posibilidad de que se adelantara el acuerdo de la Conasami. Algo previsible para evitar que se colgara las medallas del suculento aumento salarial que le serviría como bandera rumbo al 18.

¿Qué hará ahora? No queda claro si en las arcas del Distrito Federal hay suficientes recursos para darles a unos 50 mil trabajadores de base y con salarios mínimos el 22 por ciento de aumento. Si los tiene, ¿en el presupuesto de 2016 está considerado?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

jesusmichel11@hotmail.com

Twitter: @jesusmichelMx

y en Facebook: jm-narvaez

/arm