imagotipo

Mar de Penas ( Ajenas)

  • Mar de Penas (ajenas) : Java

  • Javier García
  • Yo viajé a Monterrey con Rigo Tovar
  • Conoce a los papás de Donald Trump
  • ¿El Edomex?.. Solo está para dormir

Es cierto: yo viajé con Rigo Tovar a su histórica presentación en Monterrey, cuando el ídolo de Matamoros arrastraba multitudes y aquello fue la locura.

Estaba en su mejor momento.

Unas 350 mil personas se dieron cita en el lecho seco del río Santa Catarina para disfrutar al rockero-cumbiambero que, en serio, traía locas a las muchachas clase media baja y más abajo, que le reventaban la Arena México de pancartas con alusiones como “Rigo te amo” y ataques de histeria colectiva con jalones de cabellos, llanto, desgarradura de prendas, gritos destemplados y desmayos.

Aquella mañana de 1981 salimos de la Ciudad de México en un poderoso DC-10 de Aeroméxico rumbo a la Sultana del Norte y, por la tarde, poco antes del concierto, el entonces gobernador de Nuevo León, Alfonso Martínez Domínguez, señalado como el autor del “halconazo” (10 de junio de 1971), invitó a su despacho al grupo de periodistas que acompañábamos a Rigo Tovar.

“No’mbre, cómo creen… los regiomontanos saben cuidarse solos”, respondió muy orondo a una pregunta sobre si su Gobierno había tomado medidas especiales para cuidar la seguridad de la gente.

¡Qué bárbaro! Yo, francamente, hice la graciosa huída. Permanecí ahí durante una canción y me chispé, asustado, al ver aquella masa humana a punto de colapsarse. A la mañana siguiente, los diarios locales consignaban el maremágnum: pedrea, estampida, centenares de zapatos esparcidos, cero pérdida de vidas y mucho gusto de los regios por haber disfrutado en su terruño al gran Rigo Tovar. ¿Qué tal?

Va de risa: Carmelita Salinas sabe quiénes son los papás de Donald Trump. Bueno, es que “son mis compadres”, dice, y suelta la sopa: Paquita la del Barrio y… ¡”El Piojo” Herrera!

Luego Rafael Inclán le pregunta: “¿Y sabes por qué está coloradito?.. ¡Porque lo alimentaron con puros cheetos!”, él mismo se responde.

Lo que causa pena (ajena) es que Josefina solo “va a dormir” al Estado de México y elude hablar de 900 millones de pesos que, se afirma, recibió para una fundación, según audios y videos que circulan en la red.

¡Bah! Y todavía hay gente que vota por ellos.

Saludos.