imagotipo

Marcelino Pan y Vino / Gustavo Sauret

  • Pan y Vino: Gustavo Sauret

* Hoy en Aud Pied Cochon cena-maridaje con los vinos: Château Mouton Rothschild, etiqueta de Rufino Tamayo Baron Philippe 1998, 1er. Gran Cru Classé Pauillac A.C. Y Château d’Armailhac 2005 5to. Grand Cru Classé Pauillac A.C…

* Condolencias a Anita Michaud por el fallecimiento de don Julio Michaud…

Con la novedad de que en la cena-maridaje de hoy en Au Pied de Cochon (Polanco) de Château Mouton Rothschild y sus respectivos platillos, el ingeniero Pedro Poncelis dirigirá la degustación de la afamadas cosechas de Baron Philippe de Rothschild y Château Mouton Rothschild; empezando con la de la pintura de Rufino Tamayo en la etiqueta de Baron Philippe 1998 1er. Gran Cru Classé Pauillac A.C. Y de éste tema le cuento amable leeperiódico que en 1990, Tamayo (1899-1991) acordó la creación de una obra original para el sello Mouton Rothschild. El destino decidió otro camino; pero su familia logra la voluntad del maestro. Por lo tanto, confió la pintura para ilustrar la añada 1998: “Este hombre “Brindis” llevaba un brindis banal, ritual, popular, que Tamayo transformó bajo un sol radiante, en una alegoría llamativa del deseo atrapado en bruto”… Ahora bien, por otra parte, cabe infórmale que lo interesante de éstos vinos, aparte de su calidad, es su historia, y de cómo en cada añada la ilustra un afamado pintor… y de las pinturas para las etiquetas le cuento: Después de una primera iniciativa el barón Philippe de Rothschild, adelantó a su tiempo con el cartelista Jean Carlu en 1924, para ilustrar las etiquetas de sus vinos; y luego con pinturas de famosos artistas; hasta 1945, finalmente, para establecer una tradición que convertiría en adelante: el sello distintivo visual de Mouton Rothschild. A partir de una etiqueta a otra, Mouton Rothschild ha reunido a algunos de los artistas más célebres de su época, entre ellos Miró, Chagall, Braque, Picasso, Tàpies, Francis Bacon, Dalí, Balthus, Jeff Koons y hasta el príncipe Carlos, Príncipe de Gales. Y por supuesto Rufino Tamayo… Los artistas tienen total libertad de creación, a pesar de ciertos temas, como la vid, el placer de beber: el emblema Mouton Rothschild, ha demostrado ser una fuente particularmente rica de inspiración… Pero volviendo al maridaje a degustar -costillas de cordero lechal con jamón serrano y papa fondant- el Château Mouton Rothschild 1998 tiene una mezcla de: Cabernet Sauvignon 86 por ciento, Merlot 12 y Cabernet Franc 2. Nota de cata: color profundo, rojo púrpura. La primera nariz, ofrece aromas de frutas negras, cassis, cuero con matices minerales. Después de la aireación aparecen notas de madera más intensos y un toque de mokka. En boca el “ataque” es claro y bien estructurado. Atractiva frescura picante del marco de calidad de su impronta: con taninos potentes y dulces, sorprende por su volumen y profundidad. Acabando potente y elegante. Pos gusto ávido -de saborearse en toda le extensión de la palabra-, que quedará implantado en la memoria gustativa por siempre… Y del siguiente maridaje: Plato de tres quesos franceses para el tinto: Château d’ Armailhac 5to. Grand Cru Classé Pauillac A.C. 2005, tuvo una mezcla de: Cabernet Sauvignon 60 por ciento, Merlot 29, Cabernet Franc 10 y Petit Verdot 1. Nota de cata: Vista rubí, denso, con extraordinario cuerpo adherente en copa. La nariz casa con aromas delicadamente afrutados como la mora, grosella negra; y otros registros olfativos entre torrefactos, chocolate amargo y lácteo: un abanico de aromas y sabores. En boca buena consistencia, revelando taninos “ávidos y golososo, bien cubiertos, que dan impresión de “carnosidad” en volumen por su denso cuerpo. El conjunto está apoyado por notas tostadas y un cassis de provecho límpido. Final aterciopelado, una avenencia en garganta prolongada, revelando un equilibrio perfecto en estructura, y agraciadas expresiones aromáticas, ricas y sabrosas, portentoso; hasta para el postre: tarta con chocolate “Glanduja”, helado de café y salsa de vainilla, café y petits fours. Sobre la inversión al soberbio maridaje, reserve con Alfredo Mancilla y pida informes al 53-27-77-56, quedan de 40 lugares unos tres o cuatro. Además exhibición y venta de colección vertical de las 38 añadas de Château Mouton Rothschild 1975-2012: Solo para
entendidos…

– Y descorchando
la última…

Con una copa de vino, para recordar a don “Julius” Michaud, como le decíamos sus amigos, impactante me dejo la noticia el domingo en la noche, cuando por causalidad, atendía una información en Facebook para teclear ésta nota; y me voy enterando que había fallecido el afable “Maestro”; es más ese día, a la hora de la comida me dijo mi esposa: “y qué, cuando le vas hablar a don Julio, tiene tiempo que no le saludas”; seguro se vino a despedir de mi –que pena, van mil lagrimas don Julio-; ofrezco sincera condolencia a Anita Michaud, de un hombre carismático siempre con la sonrisa a flor de piel; siempre con una guasa, un chiste oportuno; lo recordamos en Radio Fórmula con Janet Arceo en la parte gastronómica con su frase: “Un día sin vino, es como un día sin sol”; y así será hoy: “un día sin don Julio: un día sin sol”: en paz descanse… Terminó el Pan y Vino, hasta el próximo descorche, Dios mediante.
Correo: marcelinopanyvin@yahoo.com.mx.