imagotipo

Me das… te doy / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Parlamentar es la acción que permite llegar a acuerdos. Muchos de ellos no son satisfactorios para unos, pero sí para otros. Coloquialmente se diría que la catafixia está en todo su apogeo. Temas fundamentales como el Mando Único y el Sistema Nacional Anticorrupción, entre otros y contemplados en la iniciativa del presidente Peña Nieto, provocó el choque frontal entre el PRI y el PAN. El primero, con modificaciones, busca aprobarla; el segundo, no la acepta y quiere que sea la propia la que transite.

Con un Congreso de la Unión dividido, en el que ninguna de las fuerzas políticas puede por sí sola imponer condiciones. Y de eso aprovechan todos, sin excepción. El PRI le dice al PAN: te doy lo que me pides, pero me das lo que te pida. Y a la inversa. La opinión del PRD cuenta en el Senado, pero no en la Cámara de Diputados. Sin embargo, también los perredistas se ponen sus moños y aceptan el Mando Único, siempre y cuando se diferencie entre la eficiencia de las corporaciones policíacas. En este punto hay coincidencia con los albiazules.

Presumiblemente, el parlamentar permitiría evitar fricciones, porque, como dice el refrán: hablando se entiende la gente…común. Por desgracia, entre diputados y senadores no hay personas de a pie. Todas son iluminadas. Y cada cual sostiene su razón aunque esté alejada de la realidad.

El lunes comienza el periodo ordinario y cada partido realiza sus plenarias para definir su agenda. Hay coincidencia en los temas, pero no en la forma de tratamiento. ¿Alguien abandonará el salón de sesiones?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx