imagotipo

Mejora México en competitividad y en clima para hacer negocios / Mundo Económico Enrique Vera Estrada

  • Enrique Vera

La semana pasada se anunció que México ha subido su nivel de competitividad gracias a las Reformas Estructurales, ya que ascendió del lugar 61 al 57 en un comparativo de 140 países, según el Foro Económico Mundial. Dicho organismo internacional ha establecido que los factores que limitan la facilidad para hacer negocios en la economía mexicana son la corrupción, la ineficiente burocracia, el crimen y el robo, así como las elevadas tasas impositivas por parte del sistema tributario mexicano.

Según Xavier Sala, “México sufre el impacto del crimen organizado por las noticias más recientes del último año y que han tenido efecto sobre la percepción de los costos económicos que hay por el narcotráfico y la delincuencia, así como la corrupción del sector público. Sin embargo, estos problemas se compensan con las Reformas Estructurales, que son los pilares del mercado financiero”.

De esta manera, es posible ver que las inversiones llegarán más fácilmente y en montos mayores gracias a que los inversionistas individuales e institucionales cuentan con mayores garantías de que sus capitales podrán estar seguros en nuestro país y que tendrán una ganancia o plusvalía aceptable si invierten en México. Es evidente que si no hay una estabilidad macroeconómica, es decir, que si hay inflación elevada, alto desempleo y desequilibrios en la balanza de pagos, el inversionista extranjero no querrá traer su dinero a la economía mexicana. De hecho, es evidente que si hay un Estado o Gobierno obeso y deficitario, el sector privado tendrá un menor acceso a los recursos financieros, y no hay que olvidar que es éste el que hace las inversiones y es éste también el que hace la mayor parte del consumo y es el empleador máximo del mercado nacional.

De esta forma, debe quedar claro que el Foro Económico Mundial aboga porque los países tengan gobiernos más ligeros, que cobren menos impuestos a los empresarios y que se evite el déficit fiscal. Son las mismas recetas que prescriben el FMI y el Banco Mundial para los países que están en problemas. De la misma forma, hay que resaltar que no basta con erradicar el clima de violencia y de inseguridad que impera en nuestro país. Es importante que los empresarios cuenten con una red de comunicaciones en forma de puertos, carreteras y aeropuertos para poder invertir en México, así como también una red de comunicación electrónica. La penetración y la facilidad para acceder a internet, a la telefonía fija y celular también son importantes. De igual manera, el empresario que invierte en nuestro país necesita de insumos baratos, en especial combustibles y electricidad a precios bajos. De ahí la importancia de la Reforma Energética para hacer más atractivo nuestro país a la inversión foránea.

En este contexto, sería importante mencionar que el economista Madison hace treinta años afirmó que el auge de los países industrializados de occidente durante el siglo pasado obedeció a tres factores fundamentales: en primer lugar, un clima de estabilidad política; en segundo lugar, la construcción de grandes obras de infraestructura en forma de puentes, carretas y aeropuertos; y en tercer lugar, la presencia de una clase empresarial que constantemente invirtió e innovó en los respectivos países.

Según vemos, en México la inversión bruta fija (la inversión en maquinaria, construcciones y equipo productivo) está estancada. De la misma manera, la confianza de los empresarios mexicanos no es la mejor en estos momentos. De ahí la importancia creciente de la inversión extranjera para la infraestructura y el equipo productivo, ya que como se dijo, el empresariado nacional no quiere correr riesgos, sobre todo por la depreciación del tipo de cambio y la volatilidad financiera internacional. Y lo más grave es que el Gobierno, a pesar de que la recaudación fiscal se ha incrementado en un importante nivel del 30 por ciento en el presente año, no tiene recursos para hacer toda la obra pública que se necesita. De esa forma, no cabe duda de que nuestro país depende ahora más que nunca de las inversiones extranjeras. Y el ascenso en competitividad, que también se tiene por contar con una mano de obra muy barata, ayuda a mejorar la percepción del empresario internacional.

Finalmente, es importante mencionar que los países mejor posicionados por el Foro Económico Mundial para hacer negocios e invertir son Suiza, Singapur, Estados Unidos, Alemania, Hong Kong, Japón, Finlandia y Suecia.
enriquevera2004@yahoo.com.mx