imagotipo

Meldonium, María Sharapova y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro | De carne y hueso | Sonya Valencia

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

El escándalo en torno al meldonium, sustancia que por 10 años ha consumido la tenista María Sharapova por motivos médicos (tiene predisposición a la diabetes, electrocardiogramas irregulares, deficiencia inmunológica y falta de magnesio) sigue creciendo. En días pasados, la agencia de noticias Tass, reveló que esta sustancia también la toman otros deportistas rusos como el jugador internacional de voleibol Alexander Markin; el campeón del mundo de patinaje de velocidad Pavel Kulizhnikov; la patinadora Ekaterina Konstantinova, campeona de Europa en relevos en pista corta, y el campeón olímpico de ‘short track’ Semen Yelistratov, entre otros muchos.

María Sharapova.

María Sharapova.

¿Pero qué es el meldonium, ese medicamento que tanto prestigio y dinero le ha costado a la Sharapova? Varios artículos, médicos y no, publicados por diferentes diarios y agencias en el mundo, definen a esta sustancia, cuyo nombre comercial es Mildronate, como un medicamento diseñado y creado en 1970 en Letonia por el investigador letón Ivars Kalvinsh, y cuyo fin fue proporcionársela a los animales de engorda.

La sustancia se siguió investigando y años después se utilizó para tratar enfermedades cardíacas en la extinta Unión Soviética y se popularizó por los países de Europa del Este, donde es posible adquirirla sin prescripción médica y a un precio relativamente bajo. Así, sin ninguna restricción circuló por varias décadas, hasta que el pasado 1 de enero la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) la incluyó en la lista de sustancias prohibidas.

La razón por la que se popularizó es que el meldonium permite que el corazón soporte grandes cargas de trabajo intelectual o físico, se trate de estudiantes universitarios, profesionales o trabajadores de la
construcción.

Según Kalvinsh, este preparado mejora notablemente el riego sanguíneo y combate la falta de oxígeno (hipoxia), lo que reduce notablemente la posibilidad de un infarto o una trombosis, especialmente en el caso de adultos y ancianos.

El mismo Kalvinshafirma que el meldonium salva vidas y que incluso también hubiera salvado el corazón de los deportistas que murieron súbitamente en el campo o en las pistas en los últimos años debido a problemas cardíacos no diagnosticados. Y aunque la Agencia Mundial Antidopaje, basándose en las investigaciones de científicos occidentales, diga que el medicamento reduce el agotamiento físico, acorta el período de recuperación después de grandes esfuerzos, mejora el rendimiento muscular y, por tanto, la calidad de los entrenamientos, su creador dice que esto no es verdad, incluso, considera aberrante tan aseveración y rechaza el hecho de que la AMA lo haya considerado como una droga por lo cual en los próximos días exigirá explicaciones y pruebas médicas que justifiquen “tan drástica decisión”, según sus propias palabras.

La AMA, por su parte, ha dicho que decidió prohibir el meldonium después de conocer datos alarmantes sobre su uso entre los deportistas profesionales del espacio postsoviético.

Según la prensa alemana, la última alarma se disparó cuando un 17 por ciento de los análisis de sangre realizados a deportistas rusos -724 de 4316- mostraban rastros de meldonium.

En Rusia y otras antiguas repúblicas soviéticas, el meldonium se puede comprar sin receta en cualquier farmacia y es recomendado no sólo a adultos con problemas cardíacos crónicos, sino también a embarazadas. Y es que esta sustancia está patentada y solo se comercializa en esta zona del mundo. En Europa y Estados Unidos prácticamente es desconocida, por lo que su uso no está restringido.

¿Quién estará en lo cierto, la AMA o su creador, el científico letón? Una pregunta que seguro tardará algún tiempo en responderse, pero en lo que son peras o manzanas, se dice que hoy por hoy peligra la presencia de los más de 400 atletas rusos en los próximos Juegos Olímpicos de Verano en Río de Janeiro ¿Será?

/arm