imagotipo

Mensaje con motivo del Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo

  • Ban Ki-moon

Ban Ki Monn
El albinismo existe en todos los países y sociedades del mundo, con independencia de la pertenencia étnica o el género de la persona de que se trate. Es triste constatar que la discriminación y estigmatización de quienes tienen albinismo también está presente, en diversa medida, a escala mundial.

Con frecuencia, el albinismo ha sido objeto de mistificación, dando lugar a creencias y prejuicios erróneos. La creencia completamente falsa de que las pociones o amuletos elaborados con partes del cuerpo de personas con albinismo tienen poderes mágicos ha hecho que en algunos países surja una demanda de esos elementos humanos. Esto ha llevado a ataques, secuestros y asesinatos de personas con albinismo, e incluso a la exhumación y robo de sus restos mortales.

Dada la larga historia de discriminación y estigmatización del albinismo, es posible que, en algunos lugares, quienes padecen este trastorno vivan en condiciones de pobreza extrema, sin acceso a servicios básicos como la vivienda, la atención sanitaria y la educación.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible contempla el compromiso de que nadie se quede atrás. Ello incluye a las personas con albinismo. Es preciso romper el ciclo de ataques, discriminación y pobreza.

En este segundo Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo, acojo complacido el nombramiento del primer Experto Independiente sobre los derechos humanos de las personas con albinismo.

Hago un llamamiento a todos los países y actores interesados a que reconozcan que los derechos humanos se aplican a todas las personas con independencia de donde se encuentren, incluidas las personas con albinismo. Asimismo, los insto a que se esfuercen especialmente en poner fin a la discriminación que amenaza el bienestar, la salud e incluso la vida de las personas con albinismo, y a que les den cabida en programas que les permitan desempeñar plenamente su papel en la sociedad.