imagotipo

Mente abierta

  • Mente abierta: Tomas López

Hace poco se llevó a cabo en Cholula, Puebla, el Segundo Congreso Nacional en Psicoterapia Sexual, Erotismo y Pareja, evento al que asistieron cerca de 500 psicólogos, terapeutas, médicos, y demás especialistas en temas de sexualidad en la pareja, llegados de todos los puntos de México.

Uno de los temas que llamó más la atención de los estudiantes de psicología que también asistieron fue el de “los Poliamorosos”.

Y es que en los últimos años esta modalidad de parejas abiertas, que es muy diferente a la de los swingers, está teniendo más adeptos en nuestro país, curiosamente no solo se trata de parejas de jóvenes, sino incluso de personas que también rondan los 40 y 50 años, e incluso más.

Claro, los sectores religiosos no hablan del tema, pero se oponen a él abiertamente… Y sin embargo, es un fenómeno social que crece día con día.

Bien, pero ¿Qué es el poliamor?

El poliamor consiste en amar a varias personas a la vez, de forma consensuada, consciente y ética. Quienes lo defienden consideran que el amor no tiene que estar restringido a una persona, porque si quieres a alguien deseas lo mejor para esa persona y eso incluye poder ampliar tu vida amorosa y sentimental. La única condición es el amor entre las personas y la aceptación de la relación por parte de todas ellas.

La palabra viene del inglés polyamory, que a su vez procede del griego y el latín: significa literalmente “muchos amores”. Esta palabra fue acuñada a principios de los 90, cuando el poliamor empezó a desarrollarse como un movimiento social a nivel global. También se puede llamar poliamoría. Las personas que lo practican son poliamorosas, poliamóricas, poliamoristas o simplemente poli.

Otra de las preguntas más frecuentes entre las parejas que desean experimentar algo nuevo es:

¿Poliamor es lo mismo que poligamia?

Bueno, no, no es lo mismo. El término “poligamia” se usa para describir a un hombre casado con varias mujeres o a una mujer casada con varios hombres. En cambio, el poliamor no pone el énfasis en el matrimonio y la posibilidad de tener varios amantes, no se limita a uno de los géneros ni a una sola persona dentro de la relación.

Pero ¿Poliamor es lo que hacen los swingers? Cuestionan otros.

No, el poliamor no es lo mismo que el swinging (intercambio de parejas) o que las parejas abiertas. En estos casos, existe una pareja principal que tiene una relación sentimental y se permite tener contacto sexual con otras personas, pero no establecer otra relación del mismo tipo. Por el contrario, el poliamor consiste en amar a varias personas, no sólo en tener sexo con ellas, y no presupone que tenga que haber una pareja principal y que las demás sean secundarias (aunque tampoco lo excluye).

Dentro de los estudios psicológicos efectuados a quienes practican esta modalidad se ha preguntado. ¿Qué opinan las personas poliamorosas sobre la monogamia?

Por lo general las personas poliamorosas consideran la monogamia como una opción tan respetable como el poliamor, pero también como una opción que no satisface sus necesidades afectivas
y/o sexuales.

Algunas personas llegan al poliamor a partir de una relación monógama estable en la que los dos miembros, luego de platicarlo mucho, deciden abrirse a otras relaciones. Otras llegan al poliamor después de haber tenido relaciones monógamas, que no han funcionado precisamente porque sentían la necesidad de estar con más personas.

Es frecuente escuchar que si alguien realmente hubiera encontrado a la persona adecuada no querría estar con nadie más, o que si estando en una relación estable siente atracción o amor hacia otra
persona, es porque su relación no está funcionando.

Desde una filosofía poli no tiene por qué existir una sola persona adecuada, puede haber varias, y sentirse atraído por otra persona no quiere decir necesariamente que haya ningún problema con
la relación.

Es decir, es perfectamente natural sentir atracción, afecto o amor por varias personas a la vez. Esto no implica querer menos a cada persona. La experiencia demuestra que el amor no es un recurso limitado (aunque el tiempo sí lo es, y eso es algo que requiere atención). La filosofía poli elimina esa necesidad, prácticamente imposible de satisfacer, de encontrar a la persona perfecta que sea capaz de cubrir todas tus necesidades, o la de resignarse a vivir con alguien que no lo haga, o la de ser infiel y ocultarlo.

¿Qué forma tienen las relaciones poliamorosas?

En realidad, no hay una estructura típica de relaciones poliamorosas. Alguien puede tener dos amantes estables que no estén con nadie más, o tres amantes que a su vez tengan otros amantes, o dos amantes como relación principal y otro como relación secundaria, o ser bisexual y tener amantes de dos géneros, o estar en un trío en el que todos sean amantes de todos y a la vez tengan relaciones esporádicas.

Hay personas poliamorosas que viven con uno o varios de sus amantes, en la misma o distintas habitaciones, otras que prefieren vivir en casas separadas, otras que están criando un hijo con dos madres y un padre, etcétera.

Sea cual sea la estructura, lo importante es que funcione y que sea acordada por todas las partes implicadas pero con enorme  sinceridad y respeto.
Claro que todo esto es complicado, pero la decisión es totalmente suya… tomaslopezo@yahoo.com.mx