imagotipo

Mercado interno, palanca del crecimiento económico / Consideraciones / Aarón Irízar López

  • Aarón Irizar López

El entorno económico internacional continúa presentando una alta complejidad y volatilidad, caracterizada por la inestabilidad de los mercados financieros, caída en los precios de las materias primas, depreciación de las monedas y desplomes en las Bolsas de Valores, entre otros aspectos.

Nuestro país no ha escapado al impacto desfavorable de este contexto adverso. El deterioro de las expectativas económicas de China y la nueva caída en los mercados del petróleo se reflejan en el tipo de cambio, el cual alcanza actualmente más de 18 pesos por dólar, nivel sin precedente.

Sin embargo, la economía mexicana cuenta con la fortaleza y elementos distintivos que están permitiendo contar con mejores condiciones para hacerle frente y que la diferencian de la mayoría de los países del mundo.

Durante los últimos años, aprobamos reformas estructurales que nos están permitiendo crecer a un ritmo superior al de otras economías, contar con menores tasas de inflación, generar más empleos y mayor consumo. El Gobierno federal también ha implementado políticas públicas prudentes y responsables.

El principal motor de nuestra economía hoy es el mercado interno, el cual está creciendo por diversos factores: baja inflación, de solo 2.13 por ciento al cierre de 2015, registrando un nivel histórico; y la creación de empleos formales, que asciende a 1.9 millones en lo que va del actual gobierno, siendo la mejor cifra para los primeros tres años de una administración. Asimismo, están creciendo los salarios reales en un 1.3 por ciento, siendo su mejor desempeño desde el 2001.

Ello, se está traduciendo en un crecimiento del consumo: las ventas de automóviles aumentaron 19 por ciento en 2015 con respecto al año anterior, el mejor crecimiento en los últimos 15 años, con una cifra histórica de más de un millón 300 mil vehículos vendidos en México; mientras que las ventas comparables de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), crecieron 6.1 por ciento, el mayor observado desde 2007.

En síntesis, la palanca del crecimiento está siendo el mercado interno. Y ello tiene mucho que ver con los resultados concretos de las Reformas Estructurales, que ya se están reflejando en el bolsillo de los mexicanos.

El crédito está creciendo y las tasas de interés disminuyendo. Las tarifas eléctricas y telefónicas registran también caídas muy importantes. Iniciamos el año con una disminución del precio de las gasolinas de tres por ciento, ha aumentado la recaudación y reducido la dependencia de las finanzas públicas de los ingresos petroleros.

El Premio Nobel de Economía 2001, Joseph E. Stiglitz, señaló en 2011, que la forma de disminuir la desigualdad es incentivar el mercado interno y la única manera de hacerlo es elevar el ingreso de la mayoría de los ciudadanos en el país.

En este contexto internacional complicado e incierto, el Secretario General de la OCDE, ha expresado que México debe fortalecer su mercado interno como motor de crecimiento.

Como Senador de la República, continuaré apoyando las políticas impulsadas por el Gobierno federal, que permitan aprovechar y potenciar las fortalezas con las que actualmente cuenta la economía mexicana para hacer frente a la difícil coyuntura internacional y que permitan mejorar las condiciones de vida de la mayoría de los mexicanos, como ya está sucediendo.

(*) Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez