imagotipo

México–España, destino común

  • Héctor Luna de la Vega

Los lazos de amistad, historia compartida, orígenes de mestizaje poblacional y cultural, así como los momentos geopolíticos difíciles vividos en México y España tales como revoluciones, guerras y migraciones, nos permiten reconocer y apreciar los trabajos realizados en el Canal 11 con múltiples entrevistas, en el marco de la Conmemoración de los 40 años del Reinicio de Relaciones Diplomáticas entre ambas naciones, realizado el día 28 de marzo de 2017. La mayoría de los mexicanos hemos interactuado, ya sea con “Antiguos Residentes”o con los denominados “Refugiados”.

De los “Antiguos Residentes” recuerdo a mí Tío-Abuelo Mario Fernández; de él conservo su sólida cultura, alegría y buen gusto por el ajedrez apegado a sus raíces asturianas. Destacó como comentarista y redactor del futbol, llevándole a la fundación en 1930 del semanario La Afición, usando el seudónimo de Don Facundo, aventura compartida con Carlos Quiroz, Monosabio y Alejandro Aguilar, Fray Nano.

Me comentó el prevalecer entonces un ambiente de crispación política por la difícil elección de Pascual Ortiz Rubio, estableciendo el ofertar “Una Hoja en la que no se hable de información política, solo de deportes”. Pasaron de un semanario de deportes y toros a una edición trisemanaria, y de ahí hasta aparecer como un diario con 60 mil ejemplares, siendo el primer diario deportivo de México. Concomitantemente editaba de manera independiente el Diario Español, como medio de comunicación escrita entre la comunidad española.

Fue impulsor de la Liga Española de Futbol y empujó para el desarrollo del Centro Asturiano, el cual creció con posterioridad en amplias instalaciones, llegando yo a ser parte de su equipo de tenis. En pláticas con mi hermano Paco, lo animó a editar un joven periódico llamado Crítica Juvenil.

Por mi padre interactué con la nueva comunidad española identificada como “Refugiados”, autodenominándose ellos Republicanos. Evoco a Don Máximo de Dios Martín, quien había formado parte de la “Defensa de Madrid” desarrollándose como generador de empleo en una importante impresora llamada Libros y Manufacturas, en donde se imprimían la mayoría de los libros de contabilidad y de actas, populares en las empresas, despachos contables y notarías públicas.

También, interactué con Don Alfredo Gracia, quien operaba la Librería Cosmos en Monterrey, adonde asistía anualmente al levantamiento de los inventarios para la dictaminación de sus estados financieros por mi padre. Don Alfredo sostenía reuniones permanentes con el profesorado del Tecnológico de Monterrey (TEC) para saber de la bibliografía a recomendarse a los alumnos de las diversas disciplinas para importarlos a Estados Unidos y Europa y contar el estudiantado con las últimas ediciones. De su vinculación con el TEC se justificó la instalación de una sucursal en el campus de Monterrey.

España y México tienen un destino hispano común y lazos de amistad con una hermandad inquebrantable, además de una asociación dirigida al progreso con profundas huellas y raíces ancestrales. La historia de cada nación no podría comprenderse sin la otra, porque juntos, con todos los países hispanoamericanos representamos un movimiento cultural, político, económico y social de trascendencia geoestratégica para el mundo.
hectorluna2026@gmail.com