imagotipo

México, líder en reducción de riesgos por desastres

  • Aarón Irizar López

La prevención y atención de los desastres naturales es un ámbito de la política pública que resulta fundamental atender para resguardar la seguridad nacional y la de la población.

Del 22 al 26 de mayo se llevó a cabo en Cancún, México, la Plataforma Global para la Reducción de Riesgos de Desastres 2017, el principal foro mundial reconocido por las Naciones Unidas para el asesoramiento, la coordinación y la implementación de instrumentos que tengan como propósito prevenir y reducir los riesgos ocasionados por desastres, así como la construcción de sociedades resilientes.

Esta es la primera ocasión en que dicha plataforma se celebró fuera de Ginebra, Suiza, lugar donde mantiene su sede, lo cual es una muestra del reconocimiento del liderazgo que tiene México a nivel internacional en esta materia.

Y no es para menos, por su ubicación geográfica y su condición bioceánica, nuestro país es altamente propenso a los fenómenos hidrometeorológicos y los sismos. La experiencia del terremoto de 1985, que de acuerdo con diferentes cálculos costó la vida de entre 12 mil y 35 mil personas, así como los altos costos de vidas y materiales ocasionados por los huracanes en las costas del país, han dado lugar a un mayor desarrollo de los sistemas de seguridad y alerta para la prevención de desastres.

Con el cambio climático los riesgos se han incrementado. México se encuentra entre los países más vulnerables a este fenómeno. De acuerdo con datos del Banco Mundial, el 15% del territorio nacional el 68.2% de la población y el 71% del Producto Interno Bruto (PIB), se encuentran altamente expuestos a este tipo de riesgos.

Tan solo desde 2012 a la fecha se han registrado al menos 166 situaciones de desastre con diferentes magnitudes, por ello el Sistema Nacional de Protección Civil ha desarrollado diferentes estrategias para la prevención y para proteger a la población.

Entre los avances más importantes e innovadores se encuentran el Atlas Nacional de Riesgos, que está abierto a todo público y muestra los grados e índices de peligro o de vulnerabilidad en cada Municipio del país, así como el Sistema de Alerta Temprana (SIAT), herramienta de coordinación para el alertar a la población y la acción institucional ante amenazas ciclónicas.

El SIAT es fundamental para salvar vidas, ya que establece actividades específicas que se deben realizar dependiendo la intensidad, trayectoria y distancia a la que se encuentra un ciclón tropical. Esta herramienta fue una de las aportaciones más importantes propuestas por México en la negociación del Acuerdo de París.

Los logros alcanzados durante la Plataforma Global son importantes. Los líderes de los países parte se comprometieron a adoptar medidas inmediatas que reduzcan los desastres relacionados con el agua, a impulsar la implementación del Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres y hacer de las evaluaciones sobre estos riesgos un requisito fundamental para las inversiones en infraestructura y vivienda.

Paralelamente, el Gobierno mexicano se comprometió a respaldar a otras naciones menos aventajadas, para que puedan crear sus propias capacidades institucionales en la materia. México ha sido históricamente un país solidario con otros países para la prevención de desastres, particularmente en la región caribeña.

Sin duda, nuestro país se ha convertido en un referente internacional en esta materia. La experiencia nos ha enseñado que una población mejor informada, organizada y preparada siempre será menos vulnerable.