imagotipo

México sí avanza

  • Raúl Aarón Pozos

El lunes pasado celebramos el 4to aniversario de la reforma de las telecomunicaciones. Una de las más importantes y de mayor impacto en los últimos años. Tuvimos la fortuna de participar activamente en el largo trance de estudio, de análisis, de consultas, de conclusiones, desde el Senado de la República en la Comisión de Comunicaciones.

El presidente Peña fue preciso: “No haber cambiado habría sido irresponsable, habría significado condenar a México al rezago, habría implicado condenar a la población, en especial a niños y jóvenes a no acceder a los beneficios de la era digital en su vida diaria, en su educación y en sus posibilidades de esparcimiento y emprendimiento”.

Los datos no mienten. Fueron ahí mencionados, pero también los hemos corroborado. En los últimos cuatro años se incrementaron un 60 por ciento los usuarios de internet, pasaron de 40 a 65 millones. Con ello el 80 por ciento de los jóvenes están conectados a la red. Los mexicanos con celular suman ya 80 millones, aumentaron 20 millones desde la reforma.

La red compartida es quizá la que mayor impacto ha generado porque tiene que ver con los costos, es decir, con el bolsillo de los usuarios. El costo de la telefonía móvil se redujo un 12.4 por ciento y el de telefonía fija un 4.2 por ciento. Los mexicanos están corroborando que fue un acierto. Hoy pagan menos, desaparecieron costos como el de larga distancia, e incluso pueden utilizar con ventajas los servicios de las diferentes empresas privadas que participan en el mercado.

Además, hay la posibilidad de nuevos usos de la banda ancha para conectar máquinas con máquinas, estaciones meteorológicas, hospitales con ambulancias, en la investigación y muchos otros servicios de la vida diaria que terminarán beneficiando a los usuarios, a los mexicanos.

La meta propuesta es lograr un cobertura del 98 por ciento de la población, que incluye zonas rurales, lugares remotos a los que hoy día no llegan los servicios de telecomunicaciones.

Hay un punto excepcionalmente bueno: más de 400 mil mexicanos ya aprenden y usan las nuevas Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TICs), gracias a los cursos y talleres que se imparten en la red Punto México Conectado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en todo el país.

Se trata de una de las acciones de gobierno, convertida en realidad, que más satisfacciones nos deja. Quiere decir que los niños y los jóvenes, pero también los adultos, de muchos lugares del país, donde antes era impensable que pudieran tener a su disposición tecnologías de última generación, porque viven en comunidades apartadas o aisladas y cuesta mucho dinero llevarles e instalarles sistemas de comunicación, ahora simplemente las utilizan con la red Punto México Conectado.

En la ceremonia conmemorativa que encabezó el presidente Peña, estuvo la niña Allison Amira Tolayo, ganadora del primer lugar de la Feria Nacional de Robótica 2017 en categoría de avanzados. Ella es usuaria del Punto México Conectado en Morelos y es el instrumento que utilizó y que le sirvió y le seguirá sirviendo en el desempeño de sus actividades. Ella es precisamente el porqué de la reforma, brindar oportunidades a nuestros niños y niñas y poner en sus manos las herramientas que formarán el México del futuro.

Así avanza México.