imagotipo

Mezquindad ¿de quién? / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Cuando llega al Congreso de la Unión cualquier iniciativa, comienza el diálogo entre quienes están obligados a corregirla, aprobarla o rechazarla. Eso ocurre en todo el mundo. Y cada fuerza política trata de imponerse. La que tiene mayoría ni siquiera consulta con sus pares. Sin embargo, si el Congreso está dividido en 9 partidos políticos y el que menos pesa sabe vender caro su amor legislativo -aventurero, por supuesto-, las negociaciones se tornan ríspidas.

Esto ocurre ahora con la aprobación de las 7 leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción. El PAN y el PRD quieren poner por delante la iniciativa 3de3, cuyos efectos inmediatos serán abrirles los ojos a los secuestradores, al enterarse qué tiene cada servidor público o empresario que realice negocios con el Estado. El PRI y el PVEM pretenden incorporar todos los aspectos correlacionados. Hay senadores como Ernesto Cordero que confiesa sin pena alguna que la 3de3 no será, ni con mucho, la panacea que detenga la corrupción. Opina que hay un marco legal suficientemente amplio para cubrir todos los espacios que propician el flagelo, pero el problema es su falta de aplicación.

Hay, sin embargo, senadores y diputados panistas y perredistas que suponen que la 3de3 resuelve todo el problema y dejan incompleto el paquete de leyes, bajo la amenaza de o me apruebas esto o no te doy el mando mixto. Negociar, se vale. Pero no con las herramientas que le faltan a este país para, por lo menos, reducir la corrupción. Hay mezquindad, sin duda, pero ¿de quién?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

jesusmichel11@hotmail.com