imagotipo

Michoacán ¡otra vez! / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Recién tomó posesión el 15 de septiembre pasado como gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, y los criminales y sus seguidores lo retaron. En octubre bloquearon caminos, incendiaron vehículos, robaron unidades con productos, asaltaron casetas de peaje y se enfrentaron con las Fuerzas Armadas, federales, estatales y municipales. Como consecuencia, hubo cerca de 50 detenidos, hombres y mujeres, en posesión de armas largas y cartuchos de dinamita. Por tratarse de delitos del fuero federal, la Procuraduría del Estado los remitió a la PGR, de donde fueron enviados a penales de alta
seguridad.

Poco le duró el gusto al mandatario, porque el juez que revisó el expediente no encontró pruebas que comprobaran las acusaciones. Unos meses de tranquilidad que le dieron a don Silvano ánimos para proclamar que Michoacán ya estaba pacificado y trabajando. Hasta ayer.

Porque ayer le cerraron caminos, incendiaron transporte, destrozaron patrullas. ¿Quiénes encabezan los movimientos? La autoridad estatal informó que se trata de miembros del crimen organizado que controlan la Tierra Caliente -¿no que ya todo había terminado?- y que decidieron enfrentar a las fuerzas federales ante el operativo que realizaban.

Se informó que cuando menos 12 agresores fueron detenidos y que serían remitidos a la autoridad federal. El gobernador salió al paso y anunció: “no se permitirá que civiles circulen armados y que provoquen el caos”.

Deseable que mantenga su palabra y que los jueces no les regresen a los hoy acusados.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

jesusmichel11@hotmail.com

Twitter: @jesusmichelMx

y en Facebook: jm-narvaez