imagotipo

Microscopio global

  • José Roberto Ruíz Saldaña

  • José Robert Ruiz Saldaña

El Centro para la Inclusión Financiera en Acción y el Fondo Multilateral de Inversiones, junto con otras dos instituciones, dieron a conocer el año pasado, el estudio “Microscopio global 2016: Análisis del entorno para la inclusión financiera”, el cual avalúa el entorno normativo en esa materia con base en 12 indicadores en 55 países. Los datos ahí contenidos son muy interesantes y permiten observar que en nuestro país se está haciendo bien el trabajo, toda vez que México ocupa la posición diez con 60 puntos de 100 posibles, cuando Colombia tiene 89 puntos y es el líder mundial.

El Microscopio global avalúa los 12 indicadores siguientes: apoyo del Gobierno a la inclusión financiera, capacidad de regulación y supervisión para la inclusión financiera, regulación prudencial, regulación y supervisión de carteras de crédito, regulación y supervisión de actividades de captación de depósitos, regulación de seguros dirigidos a poblaciones de bajos ingresos, regulación y supervisión de sucursales y agentes/corresponsales, requisitos para entidades de crédito no reguladas, pagos electrónicos, sistemas de información crediticia, reglas de conducta de mercado y mecanismos de reclamación y operación de los mecanismos de resolución de controversias.

Lo que han hecho en la materia los países líderes -Colombia, Perú, India y Filipinas-, demuestra la razón de su éxito. En principio, el compromiso a la inclusión financiera en el largo plazo fue fundamental. Ésta ha ocupado un lugar en la agenda de políticas públicas durante muchos años. En segundo lugar, esos cuatro países han tenido congruencia en todos los aspectos de la inclusión financiera. Finalmente, cada uno de los cuatro líderes aplica estrategias de inclusión financiera integrales y de amplio alcance, de ahí, que tres de ellos obtuvieron los mayores puntajes para el sub-indicador “Existencia e implementación de una estrategia”.

Si bien la inclusión financiera, ésto es, la disponibilidad de un número amplio de servicios financieros a todas las poblaciones, especialmente las desfavorecidas, es un tema fundamental para el progreso de las naciones, como lo consideran los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030, existe todavía mucho por hacer a nivel mundial. La mayoría de los países “no están ni siquiera a mitad de camino en su trayecto hacia un entorno de políticas que sustente plenamente la inclusión financiera”. Además, se carece de una estrategia integral para atender ésta: “aproximadamente la mitad (27 de 55) de los países del Microscopio no cuentan con una estrategia que contenga compromisos específicos para la inclusión financiera”. Asimismo, los problemas más generalizados siguen siendo “la falta de protección contra prácticas de ventas y cobranzas agresivas y poca iniciativa para promover la transparencia en el mercado”.

En el estudio se puede apreciar que México ha ido cumpliendo su parte, sin embargo, se debe persistir en avanzar. Alienta saber que el camino recorrido por los países líderes, ha sido atender un problema desde una óptica de políticas públicas, con congruencia en todos los aspectos a tratar y con estrategias integrales y de amplio alcance.
Consejero electoral del INE

@Jose_Roberto77

joseroberto.ruiz@ine.mx