imagotipo

Modernización del transporte urbano en México / Horizonte Económico / Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero

En México, la modernización del Transporte de Pasajeros se remonta al año 2005, con la introducción del denominado Metrobús en la Ciudad de México, operando los denominados autobuses BRT.

Un aspecto importante es que los avances referidos se observa principalmente en las ciudades capitales, pero algo real es que se registran problemáticas severas en materia de transporte urbano, en ciudades de menor relevancia económica y política, que no son los principales centros de consumo y de producción, pero es evidente que la modernización del transporte urbano tiene que ser una Política Pública cuyo propósito central sea una mejora continua del bienestar del ciudadano y en ello el rol del transporte es decisivo, más allá de limitaciones presupuestales.

Queda claro que no es factible esperar la operación de sistemas BRT en la totalidad de ciudades de un país, pero la adopción de sus principales características es algo factible bajo un esquema de definición de la autoridad, es decir, utilizar en la medida de lo factible la ventajas de un sistema operado con BRT, pero utilizando autobuses convencionales.

La inversión sería menor, pero lo conveniente sería utilizar un esquema operativo similar al del BRT, que se puede resumir en: modernización del equipo a utilizar, definición de estaciones específicas, sistema de pago anticipado, evitar contacto entre operadores y usuarios, revisión de rutas y la mayor calidad en los servicios para el usuario, lo que incluiría la mejora en las frecuencias de autobuses, operadores mejor capacitados y esquemas donde el confort del usuario sea el propósito a cumplir.

A la fecha los sistemas BRT operan en las principales ciudades, en términos de consumo, oferta e importancia política, pero bajo un esquema de Política Pública la atención tendría que considerar sin duda un universo mayor, que por ejemplo en el caso de México existen 2 mil 445 municipios que son la división administrativa de 31 entidades federativas del país y tan solo en cinco de ellas, se concentra más de la mitad, 51por ciento, del total de los Municipios: Oaxaca (570), Puebla (217), Veracruz (212), Jalisco (125) y Estado de México (125).

Cabe agregar, que existe una amplia diversidad en la concentración de los municipios en cada uno de los Estados, por ejemplo Baja California y Baja California Sur cuentan con la menor densidad al contar con una división territorial de 5 municipios, mientras que en el otro extremo se encuentra Oaxaca que actualmente cuenta con el mayor número de Municipios en el país: 570.

El Distrito Federal es un caso distinto, porque además de ser la capital del país, es la sede de los poderes federales, Ejecutivo, Legislativo y Judicial y está conformado por 16 delegaciones que cuentan con un marco jurídico y una realidad diferente a la de los Gobiernos municipales y reconociendo la adecuación jurídica que se aproxima, de cualquier manera la Ciudad de México continuará siendo la sede nacional del Poder Ejecutivo.

Pero lo que es cierto es que a partir del 2005 se inició de manera formal la modernización del transporte urbano en el país, con la instrumentación del denominado Metrobús.

Es fundamental identificar la relevancia económica y social que significa la eficacia en los desplazamientos del ciudadano debido a que influye de manera determinante en su productividad y su comportamiento social.
*estudioshacendarios.clm@hotmail.com