imagotipo

Muere fundador del partido italiano emanado de las redes sociales

  • Jorge Sandoval

Jorge Sandoval G / El Sol de México

Corresponsal

ROMA, Italia. (OEM-Informex).- Es un caso único en la historia de la política internacional, por lo menos en Europa. Un partido fundado por las redes sociales que dicta la línea a seguir y que en seis años se ha convertido en el segundo más votado en Italia, que oficialmente no es de derecha ni de izquierda, y que es fruto de la desilusión hacia la manera tradicional de hacer política por parte de los electores. El inventor de esta especie de fábula, el “guru”, del “Movimiento 5 Estrellas”, Gianroberto Casaleggio, falleció imprevistamente a la edad de 61 años, víctima de un derrame cerebral al cabo de una larga enfermedad.

Mientras que el excómico italiano, Beppe Grillo, ha sido el líder indiscutible del movimiento a nivel público, Casaleggio era el padre, el ideólogo, que ante la perplejidad general combatió, y venció, a los partidos tradicionales y el modo de hacer política, del cual la opinión pública estaba cada vez más cansada. Y su singularidad es que surgió de las ideas, de las convicciones de la llamada gente común y lejos de los palacios de la política, explotando como ningún otro el descontento general a través del “web”.

La aventura política del “Movimiento 5 Estrellas”, desde ayer huérfano de quien la inventó y la guió, inició cuando Casalegno, un modesto empresario del norte de Italia con la idea extravagante de crear un sujeto político alejado del mundo de la política, convenció a su amigo Beppe Grillo de la necesidad de “hacer algo”. Después de pocos años el que era considerado como un “proyecto desquiciado”, fue tomando forma y consistencia (se registró en 2012 para competir en las elecciones de 2013) al punto que ahora cuenta, gracias a sus casi nueve millones de votos, con 163 miembros en el Parlamento, detrás solamente del gubernamental “Partido Democrático” (PD) del primer ministro Matteo Renzi.

Muchos partidos, comenzando sobre todo por el mismo “PD”, lo cortejaron con la esperanza de aliarse: tarea que puntualmente quedó frustrada ante la intransigencia del “M5E”, reacio a las tramas y a los tradicionales compromisos e intercambios de favores de la política. A Matteo Renzi, al igual que a los dos precedentes jefes de Gobierno (Mario Monti y Enrico Letta), lo ha definido “siervo del Banco Central Europeo” (Bce).

Ciertamente el camino del movimiento no ha sido fácil y no obstante que su estrategia ha obtenido resultados exitosos, también ha sido objeto de durísimas críticas por parte de los partidos políticos tradicionales y parte de la mayoría de los medios nacionales, acusándolo de querer únicamente destruir y no construir, y de no tener un proyecto político claro. Además, si bien pocos, algunos miembros del movimiento han renunciado a sus cargos, declarándose contrarios a la línea, considerada poco clara, implantada por los líderes. Y ello a pesar de que el mismo Casalegno afirmó que el único líder del “M5E” es la red social.

Mientras tanto, el movimiento sigue adelante, combatiendo a diestra y siniestra en pos de una mayor honestidad y transparencia de la política. Al mismo tiempo ha rechazado la financiación pública establecida por ley para los partidos políticos y se mantiene con los sueldos de sus parlamentarios y donaciones de privados. Además, si alguno de sus parlamentarios comete una infracción a las reglas del movimiento, es la red social la que se encarga, al menos oficialmente, de condenar o de absolver. Y también tiene la tarea de indicar, en el caso de elecciones o cuando se trata de ocupar puestos institucionales, a los miembros del movimiento más aptos para esa tarea.

Por lo pronto, en las elecciones administrativas del próximo cinco de junio para renovar los ‘gobiernos’ de ciudades importantes como Roma y Milán, según las últimas encuestas el “M5E” es el favorito sobre todo en la capital. Habrá que ver si la fábula continúa sin su fundador y guía absoluta. No será fácil.