imagotipo

Mueren más mujeres de amor que en accidentes de tránsito

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

¿Es posible que una mujer muera de amor?

Una interrogante que la semana pasada la periodista y escritora Desirée Navarro contestó durante la presentación de su más reciente libro ¿Es posible morir de amor?

“Sí, es posible que las mujeres mueran de amor -dijo la autora-, pero son mujeres que padecen una enfermedad que se llama falta de respeto. A las protagonistas de mi libro no les respetaron el derecho de vivir sus vidas, porque fueron educadas dentro de la cultura patriarcal en la que crecemos, una cultura falsa, antiigualitaria e injusta”.

Suena fuerte, pero lo anterior es una verdad innegable que vivimos día a día en nuestra sociedad y que Desirée pudo palpar de primera mano durante la charla que sostuvo con 11 mujeres diferentes de su entorno; mujeres que se confesaron ante ella y le relataron, con lujo de detalle, su vida, una vida llena de penurias, golpes e insultos. “Cuando una por una de estas señoras se fue acercando a mí y me contó su dramática existencia vi lo indispensable que era que la gente se diera cuenta de la situación en que viven las mujeres en nuestra sociedad. Fue entonces, que aunque este tipo de escritos no formaban parte de mi estilo literario (Desirée se ha dedicado principalmente a la moda), decidí no dejar estas historias solo para mí y las plasmé en un libro, mismo que entregué a varias editoriales, entre otras a Ediciones Urano, cuya dirección está a cargo de Larisa Curiel, a quien le interesó desde el primer momento, y después de varias correcciones -de hecho prácticamente lo reescribí- lo publicó”.

Y los datos que aporta la autora resultan verdaderamente aterradores. Por ejemplo: cifras internacionales han reportado que una mujer puede morir lo mismo de tristeza (la tristeza lleva al suicidio, entre otras cosas), que de un mal golpe o un balazo. Estos datos también revelan que la mayor parte de la violencia contra ellas está a cargo de los hombres que dicen que las aman: pareja, padres, hermanos. Y lo que es más: mueren más mujeres de amor, que en accidentes automovilísticos.

Durante la presentación de ¿Es posible morir de amor?, organizada por la Fundación Andrade, en el teatro Porfirio Díaz, en la ciudad de Córdoba, Veracruz, dentro del marco de la Tercera Feria Internacional del Libro, Córdoba 2017, el presidente de la fundación Arcadio Andrade dijo que desgraciadamente muchas mujeres creen que la violencia es parte de la naturaleza humana. “Es por esto que este libro narrado desde un sector de la sociedad mexicana con turbios entretelones, de los cuales no se habla, pretende sacudir a la sociedad. La violencia está más cerca de lo que creemos y tiene muchos rostros. Hay que eliminarla creando conciencia de ella”.

Y lo más seguro es que este objetivo se logre, porque durante el evento, el libro de Desirée atrajo la atención de todos los asistentes (entre los que se encontraba, como invitada especial, la primera dama del Estado y directora del DIF estatal, Leticia Márquez de Yunes), quienes escucharon muy atentos las interpretaciones de la sexóloga Irene Moreno y las actrices Débora Ríos y Luz María Meza, encargadas de realizar la lectura dramatizada de algunos fragmentos de tres diferentes historias de mujeres comprendidas en el libro y que por la idea de un amor mal entendido han sido víctimas de la violencia física y psicológica de sus parejas sentimentales.

¿Es posible morir de amor? una obra que busca combatir la violencia de género, que tanto aqueja a nuestra sociedad, y que según cifras del INEGI va en aumento, porque cada 35 minutos se recibe una llamada telefónica a la línea instalada para recabar denuncias de violencia doméstica y, tan solo en la Ciudad de México, siete de cada 10 mujeres son agredidas por su pareja sentimental o su esposo o exesposo en el hogar.  Tomar conciencia de esta situación es la única manera de erradicar la muerte por amor.