imagotipo

Mujeres y libros estupendos / Satiricosas/ Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer

En este año, tres biografías especiales llegaron a mis manos y a mi corazón.

1.- La maravillosa historia de la “mejor actriz de todos los tiempos”, la francesa, “Sarah Bernhardt” (1844-1923). 2.- “El Retablo Rojo. Vida, obra y milagros de Ofelia Guilmáin”, de Carlos Pascual. 3.- “Dos veces única”, de Elena Poniatowska, historia de Lupe Marín, segunda esposa de Diego Rivera. Para hacer una breve reseña de los dos libros mexicanos, me tomo la nacionalista libertad de dejar para la posdata una información gravísima sobre el polvorín de Siria.

Por orden de aparición, el primero es un libro de Carlos Pascual: EL RETABLO ROJO que fue preciosamente editado en 2006 por Rogelio Carvajal, entonces director de Editorial Océano. Con pocos, pero muy ricos textos de Carlos Pascual que cedió la palabra a la muy elocuente e inteligente protagonista, el libro nos da entrada a la vida de una mujer fuera de serie como actriz y como ser humano, pero igual a momentos interesantísimos de la historia de España y de México. Ofelia fue en el acontecer nacional y en la cultura de este país una de los más grandes representantes del enriquecedor Exilio Español. En su momento la más gran actriz de México. Participó en la televisión y en el cine. Pero nada como el teatro para que su talento y carisma se desplegaran en toda su dimensión. Y esa actriz dramática, capaz de encarnar a los más trágicos personajes femeninos del teatro universal, sabía reír y transmitir el sabor y la gracia de la vida mejor que nadie, cuando era solo Ofelia, amiga querida y admirada, por todos sus amigos.

Carlos Pascual la compara a la diva de la ópera, María Callas: “… Ofelia y María, en sus terrenos, en sus tiempos y circunstancias no hicieron estallar nada, no fueron iconoclastas, no fueron incendiarias, no pretendieron generar ningún cisma o ruptura ni crear una nueva corriente ni escuela. No lo hicieron así y sin embargo, generaron el cambio y dieron pie a la evolución. Y en el arte, no nos olvidemos, la evolución suele ser más fructífera que la revolución”.

Quizá no solo en el arte, Carlos Pascual. El mundo sería otro si entendiera que lo que la humanidad viene a hacer en este planeta es a EVOLUCIONAR, y no a entrematarse. Tan interesante libro debió reeditarse constantemente si no fuera hoy transnacional la industria editorial “mexicana”, en gran medida creada por citado Exilio Español. Pero esa industria está hoy sumida, empapada, ahogada por transnacionales mercantilismos que tienen singular éxito entre el público porque se especializan en los horrores del crimen organizado, la violencia, los cárteles, la desaparición y trata de personas, el comercio de órganos, la porno, etcétera. Todo eso que produce mucho morbo y dinero a algunos y ciega a otros para llevar a la humanidad a la decadencia. Lo contrario de la indispensable evolución. Que la cultura universal esté al alcance de todos es una cosa muy diferente a que lo esté la peligrosa bazofia seudointelectual, seudoespiritual, entre otros “seudos”
mediocrizantes.
Otro libro: “Dos veces única”

El segundo libro, que tuvo una exitosísima presentación el pasado 8 de octubre en el antiguo Colegio de San Ildefonso, en la Ciudad de México, se llama curiosamente “DOS VECES ÚNICA”, (Seixbarral), pues la protagonista, Guadalupe Marín, segunda esposa de Diego Rivera, con la que solo se casó por la Iglesia, publicó su autobiografía con el nombre de “La Única”.

Trepidante, lleno de mexicanísimos colores, el texto de Elena Poniatowska te atrapa desde el principio y te introduce sin miramientos en el mundo de Diego Rivera, que por supuesto resulta el gran personaje del libro y cuya grandeza contrasta, como siempre en la vida de los genios, con sordideces inauditas de la vida diaria. El conduce en cambio el fogoso ambiente de esos grupos de élite político-artística del momento. Es un libro indispensable para entender al México de esa mujer “única” -ese México determinante para el porvenir-. Lupe Marín destacó por su osadía beligerante, pero también por su belleza y abrupta seducción y sobre todo por el “chic” tan original que poseía y que encantó a los modistos parisinos. Ella debió quedarse en la alta costura a mi entender.

Un acierto de la presentación del 8 de octubre, fue el largo, jugoso y valiente testimonio de la conocida abogada Lupe Rivera Marín, la hija mayor de Diego Rivera, que “sobrevivió” a la realidad familiar, con frecuencia dolorosa, como una gran mujer, varias veces legisladora y embajadora de México ante la FAO en Roma. El público de aquella noche en el antiguo Colegio de San Ildefonso no se perdió una palabra de “la sobreviviente”. Todo esto bajo el espléndido el mural de Diego Rivera que ilumina el auditorio de San Ildefonso.
Posdata: ¿Principio de una III Guerra Caliente?

Hoy, la noticia original dice en inglés: “The CIA just airdropped 50 tons of weapons to Al Qaeda in Syria today to help continue a war that they want to see engulf the entire Middle East. And the US government has authorized its fighter pilots to shoot down Russian jets in or around Syria”.

T: La CIA acaba de soltar desde el aire 50 toneladas de armas para Al Qaeda en Siria para ayudar a que continúe la guerra con la que desean englobar a todo el Medio Oriente. Y el Gobierno de EU ha autorizado a sus pilotos para tirar los jets rusos dentro o alrededor de Siria.

Los lectores gringos no se hacen los tontos: saben que Al Qaeda -como probablemente Isis- es uno de sus Frankensteins y es la CIA la que ha entrenado a los rebeldes sirios y a mercenarios que quieren correr al “Porfirio Díaz” local, que es sin embargo progresista, pero antigringo.
librosdemanu@gmail.com