imagotipo

El Mundo de la Realeza

  • Realeza: Mariana Vargas

  • Felicidades a Noruega y a la familia real

Como cada año, miles de noruegos celebraron el 17 de mayo, que es día nacional de aquel país. La familia real también festejó. Primero, muy temprano por la mañana, los príncipes herederos Haakon Magnus y Mette Marit, junto con sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, y con su mascota Milly Kakao, encabezaron el desfile infantil afuera de su residencia, Skaugum. Niños, adultos, todos vestían como los príncipes, su bunad, que es un traje regional tradicional del país, y las mascotas que llevaban las personas y los niños, en particular, iban también con moños y listones, con los colores de la bandera de esta bella nación.

Más tarde, la familia real salió al balcón. Los reyes, Harald y Sonia, los príncipes herederos, Haakon y Mette Marit con sus hijos- salvo Marius que, al parecer, como “russ” (graduado) celebró este gran día aparte con sus amigos, y los caballeros vestían traje –Haakon y el monarca usaron sombreros de copa, el niño no- y las damas reales siguieron usaron sus bunads.

Desde ese balcón real, los “russ” (muchachos graduados) desfilaron ante su familia real y al pasar ante ellos, la realeza, sonriente, les contestaba. Días antes, un periódico noruego afirmaba que era hora que la monarquía diera paso a la República. Sin embargo, y según fotos de este gran día, se vio como la multitud favorece a la realeza.

Miles de gentes salieron a festejar esta importante celebración, en donde la realeza muestra también su respeto por su patria y por sus súbditos. Todos se encuentran cantando el himno nacional y canciones como “Hurra padegsomfy llerdittar” o también “Gratulerer meddagen”, que son canciones de felicitación para el “cumpleaños” de la nación. Cabe destacar el bunad de la pequeña futura reina, Ingrid Alexandra, que es nuevo y con él la princesita luce bonita y que su hermanito, al que llaman Magnus, estuvo travieso como siempre.

Según la página oficial de la embajada noruega en nuestro país: “El 17 de mayo es el día de la Constitución de Noruega y día oficial de izar la bandera. Noruega celebra este día su mayor fiesta nacional, su primera y única Constitución, que se remonta a 1814, y su independencia de la dominación danesa, que duró 400 años.

El 17 de mayo es un día político y patriótico que se celebra con banderas, música y trajes típicos, desfiles, discursos y depósito de coronas ante monumentos y piedras conmemorativas. Saludando al desfile de los niños de Oslo, desde lo alto del balcón de Palacio, la familia Real simboliza el punto de cohesión nacional. El día es marcado en las iglesias con un oficio religioso.

El 17 de mayo es actualmente el día de los niños por excelencia, teniendo la escuela por centro natural con la iza de la bandera en el patio de los centros escolares, los desfiles de escolares tras el estandarte del centro respectivo y los diversos tipos de juegos y entretenimientos en los que participan los profesores y los padres.

Vestidos en una combinación de rojo o azul, según la orientación de sus estudios, los “russ” constituyen un elemento colorista de la celebración del 17 de mayo. Para muchos, éstos representan la parte carnavalesca y humorística del desfile y, por regla general, se mira con indulgencia el comportamiento ruidoso y extrovertido de los jóvenes”.