imagotipo

Murmullos

  • Murmullos

ALERTAS.- Una ley que impida a los funcionarios de primer nivel, en este caso de los Jefes Delegacionales en la Ciudad de México, obligar a los trabajadores de base o contratados por honorarios al “diezmo”, se discute en la Asamblea Legislativa.

La iniciativa del diputado Mauricio Toledo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, ya tiene nombre: “Ley Delfina” y busca sancionar a los servidores públicos con hasta 10 años de prisión.

En la exposición de motivos se plantea reformar el Código Penal y en la que será la Ley Electoral de la Ciudad de México, las restricciones que frenen el uso de recursos proporcionados por los trabajadores en procesos electorales o en preparación de ellos.

El tema sacará chispas, porque la propuesta la hace un perredista y quienes se oponen son los morenistas.

RUMORES.- Escuchado en el desayunadero político de Reforma:

1.- A Andrés (Manuel López Obrador) ya le calaron las comparaciones que hacen con Maduro (Nicolás)…

2.- Sí, ahora su discurso está enfocado a “desentenderse” del venezolano y argumenta que lo comparan con él para crear miedo entre los empresarios…

3.- La verdad es que sí se parece a Maduro: piensa, si lo hace, que el poder se debe concentrar en un solo hombre y con el respaldo de las fuerzas armadas…

4.- Ah, no, en México Andrés ha ofendido tanto a los militares, que difícilmente contaría con ellos para sus actos de represión.

Usted saque sus conclusiones.

SONIDOS.- Pasan los días y no se oficializa la toma de posesión de José Murat como presidente de la Fundación Colosio.

Aunque el oaxaqueño había amarrado la secretaría general de la CNOP, desde las altas cúpulas del poder priísta se ordenó que fuera Arturo Zamora el que ocupara esa posición y a Murat lo mandaron, afirman, a la Fundación. Pero algo ha pasado que no llega a sentarse en el despacho principal, quizá porque lo ocupa el dirigente nacional Enrique Ochoa Reza.

¿Está fuera del círculo que toma decisiones en el PRI?

CUCHICHEOS.- ¿Qué orilló a Silvano Aureoles, Arturo Núñez y Graco Ramírez a no asistir a la reunión de la Conago convocada por el presidente en turno, Miguel Ángel Mancera?

Ninguno de los tres, que comieron juntos, tuvo expresiones aclaratorias. Ahí la dejamos.

ENTRE LÍNEAS.- El planteamiento de Josefina Vázquez Mota de que los gobiernos federal y estatal saquen las manos del proceso electoral y deje de gastar el dinero de los ciudadanos, choca con el costo de las campañas.

¿Por qué? Porque el dinero utilizado por los partidos y los candidatos que juegan en cualquier elección, es de ¡los ciudadanos!, porque el INE no pone un centavo de su bolsa sino que recibe recursos de los impuestos.

¿Dónde está la diferencia, doña Jose?

HABLILLAS.- Después de los discursos “picantes” del candidato del PAN al gobierno de Coahuila, Guillermo Anaya, la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado, Diva Gastelum, recriminó que el árbitro electoral “solamente actúe ante denuncia o queja y no de oficio como lo hace cualquier árbitro”.

Entrevistada en el programa radiofónico Misión, Periodismo sin Regaños que se transmite de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM, la congresista afirmó que Anaya sigue su campaña “porque cree que no pasará nada, porque hasta ahora no pasa nada, pero en esta ocasión iremos hasta el fondo y sí, sí va a pasar algo: insistiremos en que le retiren la candidatura”.

Sostuvo que el INE tiene las herramientas para detener la discriminación política en contra de las mujeres “por lo que no cederemos. Seguiremos exigiendo se cumpla la ley”.

La razón le asiste, pero el INE anda en otro planeta.

RUIDOS.- Esthela Damián Peralta y Fernando Ortiz, integrante de la Comisión Operativa del PT en la CdMx, anunciaron que solicitarán al Contralor General de la capital, Eduardo Rovelo, un informe de las investigaciones que se llevan a cabo contra el delegado en Milpa Alta, Jorge Alvarado Galicia, por presunto desvío de recursos, corrupción y nepotismo, entre otras irregularidades. También se procederá ante Fiscalía Central de Investigación para Servidores Públicos de la Procuraduría de Justicia capitalina.

“El señor no es propietario de la delegación Milpa Alta. Él es un servidor y está para servirles a los habitantes de la demarcación. En consecuencia debería de estar más ocupado en resolver las problemáticas y en fomentar actividades que promuevan un uso adecuado de los recursos en la jurisdicción”.

¿Pues qué se comió?

E-mail: murmullos2008@hotmail.com