imagotipo

No con una explosión, sino con un lamento / Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Como el mundo de T. S. Eliot, el affaire Cannabis, que mantuvo a los mexicanos en suspenso durante más de un año, no terminó con una explosión, sino con un lamento. Aunque el presidente Peña cumplió con lo ofrecido en la ONU, y en 48 horas envió al Congreso los cambios necesarios a la ley General de Salud y al Código Penal Federal, amplios sectores sociales se quedaron quejándose de que el resultado de las consultas no fuera la explosiva autorización del uso lúdico de la marihuana, y que la única “concesión” haya sido aumentar la portación legal de marihuana de cinco a 28 gramos, apenas un 550 por ciento.

No se considera delito la posesión para uso personal de hasta 28 gramos de mariguana, deja de criminalizar el consumo pues, además, permitirá salir de la cárcel a quienes cumplan condenas por la posesión de menos de 28 gramos. Muchas de estas personas son mujeres y madres, con lo que se cumple también el postulado de una perspectiva de género en la penalización

También las nuevas iniciativas, de ser aprobadas, permitirían otorgar registros de medicamentos que contengan marihuana y/o tetrahidrocannabinol, su principal constituyente psicoactivo. “ Como todos los medicamentos – advirtió el Presidente – los elaborados con extractos de cannabis también estarían sujetos a estrictos controles sanitarios debiendo demostrar la calidad, seguridad y eficacia de sus cualidades terapéuticas”.

Además de lo anterior, la atención al consumo como un asunto de salud pública, se autoriza la investigación clínica con fines de registro, para productos que contengan mariguana y sus ingredientes activos.
Un paso histórico y en la dirección correcta

El presidente Peña presentó el espíritu de sus iniciativas como resultado de los cinco foros de análisis que se realizaron a nivel nacional con la participación de dos mil académicos, doctores, padres de familia y sociedad en general y que resumió como, en primer lugar, la “necesidad de atender el tema de las drogas, en general, y el de marihuana, en particular, desde la perspectiva de derechos humanos”.

Luego, atender el tema del consumo de la marihuana desde una óptica de salud pública; tratar las adicciones con prevención, con soluciones terapéuticos integrales, sin criminalizar a los consumidores; reforzar las acciones para prevenir el uso de drogas, incluyendo la marihuana, especialmente las campañas orientadas a niños y jóvenes y facilitar el acceso a sustancias controladas para fines médicos e investigación científica.

En cuanto a la lucha contra las drogas, Peña señaló que “el objetivo es que la comunidad internacional logre definir un nuevo paradigma global o, al menos, hemisférico, con la visión, los instrumentos y el consenso necesarios para transitar de la mera prohibición a una efectiva prevención y una eficaz regulación de las drogas: Hoy, con la participación de todos ustedes, los mexicanos damos un paso histórico en esa dirección”, concluyó.

Y así nos quitamos de encima un tatacuarete más. Por un buen rato los grillos y los intelectuales posturopédicos nos dejarán descansar, y la mota pasa a las hoscas arenas congresales.

Buenos días. Buena suerte.

juegodepalabras1@yahoo.com/

Sitio Web: juegodepalabras.mx