imagotipo

No habrá fraude electoral

Por GERSON HERNÁNDEZ MECALCO*

La desconfianza en las instituciones electorales y el hartazgo social no debilitan el consenso de que a través de las urnas y en paz se puede obtener el poder político. El próximo domingo 238 mil mexicanos cuidarán las casillas electorales en Edomex, Coahuila, Nayarit y Veracruz, cifra similar a llenar tres veces el estadio Azteca. Acusar de que habrá fraude electoral es desconfiar del compromiso de capacitación, instalación y cuidado del voto en las 34 mil 75 casillas, donde podrán participar más de 19 millones de mexicanos -casi uno de cada cuatro de los más de 85 millones de la lista nominal-. Sin embargo ¿qué pasaría si el próximo domingo no se instala el 100 por ciento de casillas debido a la caída de granizo o problemas de inseguridad?, ¿la poca credibilidad de los órganos electorales afectará la participación?, ¿los desempleados castigarán al gobierno?, pero mejor vamos por partes:

Fraude electoral. Es el recurso a acciones ocultas y fraudulentas para alterar los resultados. Como por ejemplo la coerción de electores en las casillas para que voten por el partido G, o la trampa de rellenar las urnas con votos a favor del partido V. También la apertura retrasada y el cierre adelantado de casillas entre otras (Lehoucq, 2007). El poeta griego Sófocles decía que más vale caer con honor que ganar con fraude; el domingo 238 mil mexicanos impedirán que esto suceda; a pesar de que Latinobarómetro afirma que las instituciones electorales disminuyeron su credibilidad de 2015 a 2016 de 44 a 32%.

Factores de la participación. Existen más de 120 variables que explican el comportamiento de la participación, como son el voto duro de los partidos, desempleo, inseguridad, temperaturas máximas, spots, vigilancia y presencia en casillas electorales, entre otros. Por ejemplo en el caso del Edomex, Morena vigilará el voto en las 19 mil casillas que se instalarán, con 38 mil representantes, es decir dos militantes por cada casilla; además de dos mil observadores electorales, lo que hace imposible que ante los ojos del ejercito de la esperanza se pueda perpetrar un fraude electoral. Cifras del INE indican que ocho mil 666 ciudadanos están acreditados como Observadores Electorales; Edomex cuatro mil 987; Nayarit mil 544; Veracruz mil 098; y mil 38 en Coahuila.

Seguridad y spots: En Tierra Caliente los pobladores han implementado simulacros para repasar su labor en la elección a 30 grados de temperatura. Los funcionarios estudian cuáles son los pasos a seguir para recibir los votos de sus vecinos bajo la presencia de grupos criminales. Además 419 emisoras transmitieron cuatro millones 827 mil 344 spots de partidos políticos y autoridades; pero al final será un factor más para decidir el voto.

Enseñanzas. La historia que se contará es que el PRI puede ser derrotado en su propio territorio; que en el PRD pueden surgir nuevos liderazgos, como el malabarista Zepeda -gran ganador de las campañas-. En el PAN, Vázquez Mota recibirá dos derrotas en menos de cinco años, los resultados de AMLO comprobarán que el voto antisistema no vota el día de la elección y seguirán sin gobernar alguna entidad. Coahuila y Nayarit se pintarán de azul y en el Edomex continuará el mismo partido y un conflicto post electoral. Se platicará que los mexicanos participamos en libertad y tenemos el poder de elegir a los ganadores y perdedores. ¿Los promotores del fraude sabrán que de 2015 a la fecha se han celebrado 21 comicios, de las cuales 61% ha ganado la oposición -13 elecciones-?

Malabares: Hoy inicia un nuevo reto para este incorrecto malabarista. Estoy seguro que cada semana los lectores e internautas terminarán con más preguntas que axiomas. Agradezco la invitación y estoy seguro que el sol saldrá para todos. Sale Vale.

*Académico de la FCPyS-UNAM y Consultor Político

@gersonmecalco