imagotipo

No quieren morir / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Cuarto secretario general de la Confederación de Trabajadores de México, en siete décadas.

Es el más joven de los sucesores de Fidel Velázquez. Después del sabio Fidel, el agresivo Leonardo Rodríguez Alcaine, y más tarde el frívolo Joaquín Gamboa Pascoe.

Ahora llega Carlos Aceves del Olmo. Con sus 75 años a cuestas, llama a renovarse… ¡Para no terminar de morirse!

Porque la CTM muestra signos de cansancio. De agotamiento. Tiene artritis, gastritis, enteritis y, por supuesto, ¡cáncer!

La ciencia ha sido justa, en exceso, con los dirigentes de la que alguna vez fue poderosa central a la que le rendían pleitesía desde el Presidente hasta los ciudadanos que votaban por sus candidatos obreros cuando buscaban una gubernatura, una senaduría o una diputación. Hoy, cansada como sus líderes, la CTM enfrenta la disyuntiva: renovar a sus dirigentes y dar paso a nuevos liderazgos, o preparar su propio funeral.

Por eso, Aceves del Olmo, al ser ungido oficialmente como el nuevo secretario general, hizo el anuncio: hay que dar oportunidad de los jóvenes, hay que luchar por la Central, hay que mostrar que existimos. México es de los países en donde el sindicalismo ha dejado de ser una realidad. Aquí hay división entre dirigentes, sindicatos y trabajadores, en Estados Unidos, en Europa, en Argentina, los sindicatos paralizan las actividades.

¿Qué le pasó a los sindicatos en nuestro país?

La ambición de los líderes pudo más que el respeto a sus
representados.

Si Aceves atina, renacerá el sindicalismo y con él, las conquistas laborales serán defendidas, como diría Churchill, con sangre, sudor y lágrimas.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx