imagotipo

Noche de Jazz | Pasos de Diamantina | Lorena Avelar

  • Pasos de Diamantina: Lorena Avelar

Llega la noche y se estremecen los muros de la ciudad,  cuando los saxofones, las trompetas, los pianos y las baterías se combinan para expresar lamentos, furias y gozos que agitan el mar, la arena y los cimientos. La música de jazz prende el ambiente desde el primer momento.

Noche de jazz que suena entre las olas. En el horizonte existe un amarillo que se torna rojizo, el rojizo en purpúreo y el purpúreo en un azul misterioso mientras el sol se oculta y duerme más allá de lo conocido. Las notas vuelan y llegan lejos, tintinean los luceros y la luna, enorme ilumina la playa melancólica y festiva como un alarido de lamentos.

La música se apodera de todo, la luz se desliza entre la muchedumbre y el rumor musical se camufla en todos los rincones y se refleja como en un espejo un castillo de aire que me devora el alma.

Me nutro del neón y del platino nacido del cielo y el escenario que llegan lejos, es el momento en el que escucho lo que el mar quiere decir y el viento calla sus palabras entre los bosquejos. Y lo que duerme más allá de lo conocido despierta mientras un azul misterioso se torna con Pasos de diamantina en purpúreo, y el purpúreo en rojizo, y el rojizo en amarillo para alzarse en el cielo.

/arm