imagotipo

Nueva etapa en la historia de la Ciudad de México | Jorge Schiaffino Isunza*

  • Jorge Schiaffino

Durante la pasada sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se realizo la declaratoria de reforma constitucional en materia de Reforma Política de la Ciudad de México, estando presente el jefe de Gobierno del Distrito Federal, doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa. Quien fue invitado al presídium en un sitio de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente.

Acto seguido, la secretaria diputada Teresa de Jesús Lizárraga Arteaga: México, Distrito Federal, enero 19 de 2016. Hizo lectura: Ciudadanos secretarios de la Comisión Permanente del honorable Congreso de la Unión.

Adjunto me permito enviar a ustedes para atención de la honorable Comisión Permanente los votos aprobatorios del proyecto de decreto por el que se reforman, se adicionan y se derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Reforma Política de la Ciudad de México recibidos en el Senado de la República, emitidos por las legislaturas de los Estados de Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas. Reitero a ustedes las seguridades de mi atenta y distinguida consideración. Atentamente, senador Roberto Gil Zuarth, presidente.

Para que inmediatamente después el presidente diputado José de Jesús Zambrano Grijalva instruyera a la Secretaría a dar lectura al oficio de la Cámara de Diputados: Ciudadanos secretarios de la Comisión Permanente, me permito remitir a ustedes las aprobaciones de los congresos de los Estados de Baja California Sur, Campeche, Sonora, Tabasco y Tlaxcala a la minuta proyecto de decreto por el que se reforman y drogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de la Reforma Política de la Ciudad de México, para conocimiento de la Comisión Permanente.

La Secretaría informo del cómputo realizado y dio fe de la recepción de 23 votos aprobatorios a la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de la Reforma Política de la Ciudad de México. Para que inmediatamente la Mesa Directiva solicitara a los presentes ponerse de pie.

El presidente diputado expreso: Una vez realizado el cómputo de los votos aprobatorios de la mayoría de las legislaturas de los Estados, se emite la siguiente declaratoria:

La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión, en uso de la facultad que le confiere el artículo 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y previa aprobación de la mayoría de las honorables legislaturas de los Estados, declara reformadas y derogadas diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de la Reforma Política de la Ciudad de México. Pasa el Ejecutivo para sus efectos constitucionales.

Con fundamento en lo que dispone el artículo 140 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, el proyecto aprobado antes de que se remita al Ejecutivo federal no podrá modificarse salvo para hacer las correcciones que demanden el buen uso del lenguaje y la claridad de las leyes.

Este fue el final del proceso legislativo mediante el cual se inicia la etapa para la elección de una Asamblea Constituyente que redacte la Constitución de la Ciudad de México y concretice los cambios en la forma de Gobierno en lo que hasta ese día fue el Distrito Federal.

De entre las participaciones cabe destacar la del senador Enrique Burgos con la claridad, sobriedad y gran talento legislativo: “Es, al propio tiempo, un punto de partida porque habrán de generarse, con base en el nuevo régimen constitucional de la Ciudad de México, toda una serie de instituciones para impulsar las mejores condiciones de convivencia cotidiana para quienes residen, para quienes visitan y para quienes tenemos la convicción de que la Ciudad de México recoge la amplia pluralidad de la riqueza social, económica, política, cultural y regional de nuestra nación…”.

Así se arribó a una solución que concilia lo que compete al Estado nacional y lo que corresponde a la gran ciudad que es sede de los poderes de la federación. Por un lado el otorgamiento constitucional de autonomía política para la Ciudad de México, lo que le permitirá dictarse su propia Constitución Política con base en una Asamblea Constituyente, que conjunta elementos federal y local y elementos de responsabilidad pública y de voluntad popular”.

Vendrá entonces el proceso electivo y la oportunidad de redactar una Constitución que reafirme la democracia y la justicia social.

Al tiempo.

* Exlegislador

jorgeschiaffinoisunza@yahoo.com.mx

/arm