imagotipo

Nueva técnica de lipoescultura corporal | Efecto bisturí | Dr. Antonio Castellanos Barroso

  • Efecto Bisturí: Dr. Antonio Castellano Barroso

La lipoescultura corporal es la cirugía plástica número uno en popularidad en nuestro país. Con frecuencia este tratamiento implica retirar grasa acumulada por años que ha deformado el cuerpo del paciente haciendo que se pierda la cintura que la grasa se acumule en el abdomen superior e inferior y que se pierda el talle. Existe un límite de grasa que se puede extraer en una cirugía de liposucción y es que no se debe retirar más del cinco por ciento del peso corporal, es decir si un paciente pesa 80 kilogramos lo máximo que se puede retirar con seguridad es cuatro litros de grasa. Ya que al retirar la grasa esta sale combinada con sangre. En forma natural antes de la cirugía se infiltra en las zonas que van a ser aspiradas una solución especial que tiene agregada adrenalina que tiene por objetivo hacer que los vasos capilares se contraigan para que al momento de la aspiración de la grasa la cantidad de sangre que salga junto con la grasa se mínima. En ciertas áreas como la cintura o la espalda a pesar de la adrenalina la cantidad de sangre obtenida es importante por eso es que no se puede aspirar grandes volúmenes de grasa. Recientemente se ha desarrollado una nueva técnica que disminuye de manera importante la cantidad de sangre aspirada haciendo más seguro el procedimiento y coadyuvando a que la grasa salga limpia lo que ayuda en gran medida a que esta grasa pueda ser utilizada para inyectarse por ejemplo en los glúteos en el mismo procedimiento quirúrgico.

– Nueva técnica

La forma en que se extrae la grasa con presión negativa es lo que hace que invariablemente los vasos capilares se rompan y se obtenga grasa mesclada con sangre, así que se ha desarrollado una técnica que “afloja la grasa” para que en la obtención esta salga limpia y casi sin sangre.

El primer paso consiste en infiltrar con la solución especial con adrenalina y después esperar 10 minutos a que la solución haga su efecto en toda la zona, enseguida se utilizan las cánulas delgadas de liposucción generalmente de tres milímetros de diámetro y con punta roma para con un movimiento de entrada y salida hacer túneles subcutáneos en todas las áreas que se van a aspirar esto tiene por objetivo que la grasa compacta se fragmente y quede en pequeños segmentos, estos pequeños fragmentos después pueden ser aspirados con menor presión negativa por lo que la grasa sale muy limpia y el paciente pierde menos sangre que con el procedimiento normal. Además el paciente tiene menos dolor y se recupera más rápido del procedimiento. Esta forma de tratamiento implica 10 minutos más de cirugía pero vale la pena ya que el paciente se recupera más rápido, pierde menos sangre duele menos y la sangre sale casi lista para colocarse en jeringas para inyectarse ya sea en la cara o en los glúteos según sea necesario.

Esto lo hemos comprobado en decenas de pacientes a los cuales tuvimos el privilegio de operar en los últimos meses. Especialmente importante en pacientes que son sometidos a lipoescultura y que necesitan aspiración de grasa en volúmenes mayores de dos litros y que además necesitan inyección de grasa en la región glútea. Al mejorar la pureza de la grasa aspirada podemos obtener mayor cantidad de grasa susceptible de inyección en la región glútea, mejorando el resultado final de nuestros pacientes.

Recuerde que este procedimiento es una cirugía formal y debe ser efectuada por cirujanos plásticos certificados

Información cortesía del:

Dr. Antonio castellanos barroso. cirujano plástico y reconstructivo certificado número 496

Egresado del servicio de cirugía plástica y reconstructiva del Hospital General de México, Secretaría de Salud México DF.

Celular México DF 04455-25-14-84-79

www.cirugiaplasticaavanzada.blogspot.mx

teléfonos oficina (55)6279-6163 dr_castellanos@hotmail.com

/arm