imagotipo

Horizonte Económico

  • Luis G Álvarez Tostado Valdivia

  • Luis G Álvarez Tostado Valdivia
  • Nuevo Sistema de Justicia Penal: Presupuesto e Implicaciones

El nuevo sistema de justicia penal  denominado Sistema de Justicia Penal Acusatorio, Adversarial y Oral, entró en funciones a nivel nacional el pasado sábado, de acuerdo a la reforma penal publicada el 18 de junio del 2008 que daba 8 años de gracia para su implementación. A continuación daremos las características más importantes de este nuevo sistema, las críticas que se han señalado por especialistas y posteriormente el presupuesto que se le ha asignado comparándolo para contrastar el importe ejercido.

Este es un tema muy técnico, pero para comenzar intentaré explicar el significado del nombre de este sistema. En referencia al término Adversarial significa que es un sistema de adjudicación de hechos que descansa en la investigación y argumentación de dos partes adversarias que desarrollan sus argumentos, posicionándose al juez como un ente neutral y generalmente pasivo que decide a base de la evaluación de la prueba presentada por los adversarios. Y es oral porque el juicio se abre y los argumentos del acusador y el acusado se enfrentan en un juicio oral frente al juez y las personas que lo quieran presenciar,

El Sistema anterior se basaba en un sistema inquisitivo mixto, cuya característica era un juez poderoso, al que nadie tenía acceso, la prueba se busca y se presenta incluso sin que la defensa la conozca, como el proceso es lo importante, las pruebas documentales son muy importantes, la primera declaración del inculpado es determinante.

Ahondando en el nuevo sistema, existen 4 etapas, la primera es la investigación, en donde el policía investigador es muy importante, se allega de todos los elementos para recabar evidencias y pruebas, las segunda etapa es la intermedia o preparación del juicio oral, tiene dos elementos el primero y muy relevante, la posibilidad de un arreglo entre las partes, y el segundo en caso de no arreglo, prepara el juicio oral. La tercera etapa es el juicio oral, en donde se enfrentan los argumentos de las dos partes, frente al juez y de las personas que quieran asistir, además de que se videograba para dejar evidencia de lo ocurrido, al término de esta etapa existe otro periodo de posible conciliación entre las partes. Y la última es la ejecución de la sentencia, en donde el juez pronuncia su veredicto.

Los principios marcados en este nuevo sistema penal acusatorio son: oralidad, juicio oral; inmediación, el juez está presente en todo el proceso; igualdad entre las partes; imparcialidad del juez; publicidad, se videograba y puede asistir quien quiera; continuidad, cuando empieza una audiencia debe terminar hasta agotar el caso; concentración, concentrar todas o la mayoría de las audiencias en una; contradicción, igualdad de las partes para contravenir al otro de viva voz en las audiencias. Muchos abogados conocedores como el caso del Dr. Diego Valadés o el Dr. Miguel Carbonell, han criticado este nuevo sistema, incluso pronosticado su fracaso, por lo menos en el corto plazo, bajo los siguientes argumentos: se ha invertido mucho en infraestructura, pero muy poco en capital humano, en otras palabras los abogados no están capacitados, según INEGI hay más de 200 mil abogados ejerciendo y no existe un medio de verificación del conocimiento y capacitación de esta profesión, los colegios de abogados deberían estar certificando dicha capacitación, lo cual no se ha dado. Las universidades si bien en los últimos años han cambiado sus planes de estudio, no hay garantía de que los profesores tengan la capacitación para enseñar a los futuros abogados, lo cierto es que en muchos casos se continuó con los programas anteriores.

Respecto al presupuesto federal gastado hasta el día de hoy en el proceso de implementación del sistema penal acusatorio se han dado muchos datos, desde uno muy conservador de 4 mil millones de pesos (mmdp), hasta uno de más de 31 mmdp, este último sale de los incrementos del presupuesto que ha tenido el Consejo de la Judicatura en los últimos 8 años según el presupuesto de cada ejercicio, es la única entidad que ha tenido aumentos constantes de su presupuesto y siempre se argumentó que básicamente era para el nuevo sistema penal, pero nos quedamos con la inversión señalada por el presidente Enrique Peña Nieto de 21 mmdp de los cuales 18 han sido ejercidos en este sexenio. Además falta considerar la inversión estatal que de 2007 a 2016 es algo así como 9 mmdp más, por lo que en total se puede hablar de 30 mil millones, solo para dimensionar este gasto, el presupuesto de Tlaxcala es de 14 mmp, el de Aguascalientes de 17 mmp, el Instituto Nacional Electoral de 15.5 mmp, el H. Congreso de la Unión de 14, la Secretaría de Energía 3 mmp, es decir, es una cifra muy importante, de la cual a la fecha no se cuenta con un informe completo del destino de estos recursos, suponemos que están bien gastados, pero no hay garantía de ello ni rendición de cuentas.

Ojalá pronto podamos contar con un ejercicio de costo-beneficio, en donde se pueda conocer realmente la utilidad de esta inversión tan importante.
gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado