imagotipo

Obama, el colado / La Creme de la Creme / Eva Makívar

  • Eva Makívar

Que el presidente Barack Obama se “coló” en una boda en California.

El camarógrafo Sammie Starkey filmaba un enlace matrimonial en el campo de golf Torrey Pines, cuando se percató de que algo robaba la atención de los asistentes:

Se trataba del mandatario, quien inmediatamente se dirigió al evento a felicitar a los novios y a saludar a los asistentes.

Bah, no cabe duda que Obby hizo lo que siempre hacen los de EU: ¡meten su cuchara donde nadie los llama, ya lo traen en el ADN!

Ya ven, dan “asistencia” a diferentes naciones sin pedírselas…, sólo esperamos que no se le haya caído una rebanada del wedding cake…

Y hablando de otra unión nupcial

Otro bodorrio al que no fuimos invitados (pero no fuimos de gorrones) fue al de la diputada electa del partido Morena, María Luisa Somellera Corrales, y el exsacerdote de la parroquia de de Comalcalco, Tabasco, Antonio Álvarez Macías. Ya los vimos en el Facebook de Álvarez Macías, donde están de luna de miel en la Torre Eiffel de París, Francia, brindando con champaña.

Era párroco de la iglesia de San Isidro Labrador Comacalco, el padre Álvarez, negaba los rumores que lo vinculaban a la legisladora Somellera. Y lo mismo ella, durante meses.

“Y qué les platico… ¡Elegí Princesa!”, publicó el sacerdote en su muro de Facebook el pasado 11 de octubre.

Pero la semana pasada confirmó lo que era un rumor:

“Hoy tomamos una decisión que marca y renueva nuestra vida, le da sentido y nos conduce a construir nuestro proyecto de familia… Compartimos contigo esta gran alegría!!!”.

Um, dicen, pues no se cuestiona el que se casen ni sus fotos, es su vida privada, pero ambos lo tuvieron muy guardadito…

¿Y la honestidad? ¡y peor aún!, ¿y la “honestidad valiente”?
¡Síganle, síganle, despiadados!

Ahora fue un cazador alemán el que mató en Zimbabue a uno de los elefantes más grandes que se habían conocido en el mundo.

¿Se acuerdan que hace dos meses, en este mismo país, hubo indignación mundial por la muerte del famoso león Cecil, que murió a manos de un dentista estadunidense?

La muerte de este león de 13 años, único león de melena negra, abrió el debate sobre la caza legal e ilegal que se practica en numerosos países africanos. El animal fue atraído con una presa amarrada a un vehículo como cebo para abatirlo afuera del parque, de modo que técnicamente ya no era ilegal cazarlo.

Tras la caza del famoso león, el Gobierno de Zimbabue prohibió la caza mayor, a excepción de algunos cotos como la zona sur del parque natural Hwange.

¡Ahhh!, pero ahora, el turista que mató al elefante pagó ¡53 mil 700 euros por el permiso y tantán!

“Los colmillos del elefante eran tan grandes, con un peso de 122 libras (55 kilogramos), que le arrastraban por el suelo cuando caminaba”, dijo un miembro del grupo de trabajo de conservación de Zimbabue, Johnny Rodrigues. Los expertos consideran que los colmillos del elefante, abatido el pasado 18 de octubre en una “cacería legal”, son de los de mayor tamaño nunca antes vistos.

¡Qué horror!, exclaman, ¡no cabe duda que hay de bestias a bestias!, y hay bestias de dos patas que son más bestias que las de cuatro patas… ¡No ven que esas especies están en peligro de extinción! Como dice un proverbio indio: “la Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”…, ¿qué quieren que les quede por conocer, insensatos?