imagotipo

Ojos citadinos

  • Ojos citadinos: Tania Avilés Cruz

  • Adiós José Luis Cuevas

El lunes pasado,  el país perdió a uno de los máximos pilares del arte mexicano, José Luis Cuevas, gran escultor, pintor y  dibujante de la llamada Generación de la Ruptura. Su talento también se extendió al teatro y el cine. Junto con Alfonso Arau y Carlos Monsiváis, montó el espectáculo
El Quid, en 1965, y posteriormente en cine se auto-interpretó en la película Los amigos.

El mismo Pablo Picasso compró algunas de sus obras y sus creaciones fueron expuestas en  Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. También se le atribuye haber bautizado a la “Zona Rosa”, con este nombre.

  • La Despedida

Como era de esperarse, el artista plástico fue despedido el martes pasado con un homenaje en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, por miembros de la comunidad artística, familiares y amistades. El público en general también ingresó a recinto para darle el último adiós y ver la urna de madera rodeada de arreglos florales donde descansaban los restos de quien en 1992 fuera nombrado Artista de la Ciudad por el Gobierno capitalino, ocasión en que el Museo José Luis Cuevas también abrió sus puertas.

“Quiero trabajar todos los días hasta que el último dibujo aparezca. ¿Cuál será ese dibujo final? Es algo que me pregunto con frecuencia. Cuando llegue el final quiero ser yo mi última obra”.

Esta declaración la hizo el fallecido artista en febrero de 2016, en el marco de la inauguración de El color del amor, última muestra que expuso en el museo que lleva su nombre.

  • Exposición José Luis Cuevas y su colección, a 25 años

A propósito del Museo que cumple más de dos décadas, la recomendación es visitar esta muestra que recién inauguró, integrada por una  selección de obras pertenecientes al acervo del propio museo, que destaca la labor del fallecido maestro como coleccionista y el acervo artístico que pudo reunir a lo largo de varias décadas.

La exhibición está integrada  por un total de mil 860 obras y se  divide en dos secciones: la primera presenta obras de artistas mexicanos y latinoamericanos contemporáneos.

La segunda parte  propone una revisión de la obra de Cuevas, en la que destacan algunos de los momentos más trascendentes en su quehacer plástico, resaltando piezas que pertenecen a proyectos como Homenaje al lápiz, conformadas por pinturas, dibujos, grabados y algunas series realizadas en diferentes estadías temporales en París, Barcelona y Hamburgo.

Esta colección se comenzó a formar a mediados de los años 70 del siglo XX, cuando Cuevas había reunido ya obras de artistas de todo el mundo, con las cuales planeaba crear un museo.

@tan_avil