imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

Ayer se inauguró de manera oficial el Campeonato Mundial de Natación en Budapest, Hungría, certamen que originalmente iba a realizar Guadalajara, se hicieron intentos de trasladarlo a Cancún y finalmente fue cancelado por falta de recursos económicos en medio de la crisis económica que vive el país.

De todo el contingente mexicano, con la ausencia de los experimentados clavadistas Iván García y Germán Sánchez, los favoritos para subirse al podio, se centra una vez más en los clavados, que tiene a Rommel Pacheco y Jahir Ocampo a los hombres de experiencia para pelear por las medallas.

Sin embargo, están más cerca de los pronósticos los exponentes de los clavados de altura por los resultados obtenidos los últimos años, me refiero a Jonathan Paredes, doble medallista de campeonato del mundo y Adriana Jiménez, cuarto lugar mundial en Kazán hace dos años.

Sin embargo, quien ha seguido la carrera de Adriana, clavadista que trae la escuela de Jorge Rueda en los vaivenes de su vida siempre inquita, una viajera incansable, encontró en la especialidad de altura el nicho competitivo.

Aprendió los clavados de altura en la Feria de Chapultepec, donde se hacen espectáculos para los visitantes y entrenaba en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano e igual que sus compañeros para la preparación de las entradas se montaba sobre la estructura del techo para arrojarse a la fosa con una profundidad de cinco metros.

Una de sus principales actuaciones que tuvo Adriana fue en Yucatán, no ganó medallas, pero si se notaba una evolución, un cambio que finalmente se dio este año, luego de ganar la Copa Mundial de Clavados de Altura y recientemente en Portugal obtuvo la victoria con clavados de 8.5 y 9.

Adriana tuvo un campamento de preparación en Austria subvencionado por la misma empresa que reunió a algunas de sus figuras en un paisaje alpino que le encanto. También en el estado emocional ha madurado y tiene en su pareja de origen australiano un apoyo excepcional, él fue competidor y ahora esta dentro de la organización del serial.

Por otra parte, en clavados sincronizados es donde México  tiene las mayores opciones y una sorpresa la tiene reservada Ma Jin con la dupla integrada por Diego Balleza y Kevin Berín, quien estuvieron trabajado en Monterrey. En uno de los ensayos sobre la plataforma presentaron el 5253 (2 ½ vueltas atrás con 1 ½  giros en posición B), con una ejecución para pelear el podio.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10