imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

Hace tres años coincidimos en el aeropuerto la ciclista olímpica Giuseppina Grassi y una chiquilla de cabello negro como el azabache, jovencita observadora, lo no quiere decir que fuera tímida, más bien sabe escuchar y es de fácil palabra. Ella era nada menos que Carolina Rodríguez, la actual seleccionada de ciclismo de fondo para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Giuseppina auguró que daría mucho de qué hablar y sus palabras han sido proféticas, primero con la contratación en el equipo Astana junto a la regiomontana Ingrid Drexel, seleccionada para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

En el Campeonato Nacional de Mazatlán, la ciclista mexiquense ocupó la segunda plaza delante de Ingrid y en el Giro Rosa, las separó una posición, ocuparon los lugares 29 y 30, respectivamente. De acuerdo a la lógica de los resultados, la Federación Mexicana de Ciclismo se inclinó por dos escaladores: Carolina y Luis Lemus.

El pasado viernes, Ingrid Drexel escribió un mensaje emotivo por el contexto de ser compañeras de equipo y las interrogantes después de hacer un examen de conciencia sobre la frustración de no concentrar un objetivo que solo se logra cada cuatro años.

Aquí el problema de fondo es la falta de puntos para obtener más plazas como ocurrió en el ciclismo de pista debido a la poca participación internacional.  Las consecuencias son las mismas, gracias a la falta de planeación y las desavenencias de la FMC con la Conade.

“Esa deportista que puedo llamar mi hermana es Carolina. Al enterarme de la noticia tuve muchos sentimientos encontrados, tuve días muy difíciles en los que solo quería estar sola y analizar la situación, estaba frustrada internamente y no entendía el por qué habían tomado esa decisión.

Después de haberme desahogado y tranquilizado, analice la situación con más calma y solo me di cuenta de una cosa, que todo absolutamente todo pasa por algo, ha sido el año en el que me he dedicado al 150% en este deporte y encaminaba todo a los Juegos Olímpicos, pero al final del día no fui yo la elegida, ¿por qué? No lo sé”.

Añadió: “estoy convencida de que vendrán cosas mejores y seguirá su camino con la frente en alto, que una carrera no los define como seres humanos y que no debes vivir a las expectativas de los demás, lo más importante es ser feliz y disfrutar lo que haces de tu vida, y esa es mi tarea, seguir adelante, aprovechando todas las oportunidades que se me están dando y sacarles el máximo provecho”. A su compañera, amiga y hermana le deseó todo el éxito del mundo.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10