imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

La regiomontana Jennifer Cantú, ganadora de dos medallas de plata en el Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas celebrado recientemente en Tbilisi, Georgia, forma parte de una nueva generación de exponentes que desde ahora apuntan a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El regreso después de haber sufrido dos serias lesiones que frenaron su desarrollo en el codo y la ingle, aparte de las dos medallas que se sumaron a las logradas por Ana Lilia Durán en Georgia, significó el fin de una etapa deportiva dentro del equipo dirigido por Azael Martínez, en dónde también entrena la olímpica Alejandra Garza.

“Para mí fue un año contrarreloj por los tiempos tan cortos que tuvimos de recuperación sobre las lesiones que se me habían presentado para las diversas competencias que se me iban a dar este año, pero también lo podemos evaluar como un año de auto superación, porque supimos dejar las cosas a un lado para llegar en óptimas condiciones a cada una de las competencias”, relató la hija del luchador del Consejo Mundial de Lucha Libre “El Bronco”.

Jennifer en la Olimpiada Nacional ganó 23 medallas de oro del 2008 al 2016, medallista en los Campeonatos Panamericanos del 2011 y 2013, en éste último fue reconocida como la mejor levantadora del torneo, así como también subió al podio en los Campeonatos Mundiales del 2013 y 2016.

“El Mundial de Georgia representó un exitoso fin y un buen comienzo, ya que decimos adiós a la categoría para menos de 20 años y decimos un nuevo hola a la primera fuerza, en donde estaremos compitiendo en contra de atletas ya experimentadas y con una larga trayectoria”, señaló la deportista que solo pudo contender este año en la Olimpiada Nacional, Campeonato Nacional de Primera Fuerza y el Mundial arriba mencionado.

La generación que ha venido trabajado los últimos 10 años es la de mayor potencial en la historia de la halterofilia femenil, con la suma de logros en campeonatos mundiales, entre ellas las olímpicas Alejandra Garza y Eva Gurrola, así como Gladis Bueno, Ana Torres, Jennet Gómez, Ana Lilia Durán, pesistas de la nueva generación.

“Sé que podemos tener un buen papel, porque todas tenemos hambre, deseos y ganas y sé que en los Juegos Olímpicos de Tokio nos espera”, reiteró la pesista que forma parte del proyecto “Pro Tokio 2020”. Tendrá apoyo multidisciplinario, becas académicas y económicas, así como entrenadores, campamentos, concentraciones, giras y servició médico.

Jennifer fue designada la mejor deportista de la Universidad Autónoma de Nuevo León en el 2013 y elegible para asistir a los Juegos Olímpicos de Río 2016.
Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10