imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

Lo ocurrido a la medallista olímpica, campeona mundial de atletismo y senadora Ana Gabriela Guevara, en el Estado de México, es una muestra de la violencia que se vive en el país y es obligación del Estado prevenir o en su defecto castigar a los agresores. Creo que se ha olvidado las clases de civismo, cuando en una frase se resumía en el respeto a las madres o futuras madres de nuestros hijos: A la mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa.

Aquí vale la pena hacer una reflexión sobre la violencia que sufre la mujer en nuestro país, las desapariciones de mujeres en México es alarmante. En menos de cuatro años más de siete mil mujeres no regresaron a su hogar.

El fenómeno de la violencia contra las mujeres requiere también de la voluntad de actuar de forma inmediata de las autoridades. La Organización de las Naciones Unidas y la CIDH, el pasado 2 de diciembre, indicó que era momento de incrementar acciones para terminar y prevenir la violencia en contra de la mujer.

América sufre a gran escala formas extremas de violencia psicológica, física, sexual y feminicidio, y subrayan que los Estados deben actuar sin demora y con determinación a fin de prevenir y responder adecuadamente a esta crisis, indicaron las relatoras de ambos organismos Dubravka Simonivic y Margarette May Macaulay.

Observatorio Nacional Ciudadano recomienda que las instituciones de procuración de justicia atiendan por lo menos un 40% de la incidencia delictiva y no solamente un 6% del cual en más de la mitad de los casos no pasa nada.

Esto mismo señala la ONU Y CIDH, en la mayoría de los casos de violencia en contra de las mujeres en América permanecen en la impunidad y reiteran ambas expertas que es obligación del Estado prevenir este fenómeno de actos de extrema violencia que vivió Ana Gabriela.

Es paradójico que el Senado pida justicia, cuando ellos deberían ser los principales promotores de prevenir la violencia a través de la promulgación de leyes relacionadas con los derechos humanos de los mexicanos cada vez más impotentes por la creciente crisis de valores que padecemos hoy.
Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10