imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

En la pasada reunión del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade), su titular Alfredo Castillo, externó que era tiempo de innovar con un presupuesto reducido en dos terceras partes del que llegó a tener en la presente administración, a cambio de eso, el deporte vuelve a ser deducible de impuestos hasta cierto monto anual.

El deporte es un entidad “devoradora” de recursos para poderlo desarrollar desde los municipios. El lunes platicamos con Braulio Ávila Juárez, boxeador olímpico de Beijing 2008, quien aprovechó sus condiciones de deportista para terminar su carrera de administración de empresas y con sus becas crear una empresa embotelladora de agua.

El primero de enero tomó posesión de director del Instituto Municipal del Deporte en Chiautempan, Tlaxcala, y estableció como primer objetivo reactivar la unidad deportiva “Próspero Cahuantzi”, a partir de la primera tarea de “darle mantenimiento a esas instalaciones porque están muy mal”. Cuenta con dos estadios, uno para futbol y otro para el béisbol.

Sin embargo, todavía no conoce cuál será su presupuesto o cómo obtener los recursos para hacer funcional esa instalación que podría ser el detonante para el  deporte de Tlaxcala, gracias a que su población tiene la fortaleza de sus raíces. La maratonista Madaí Pérez o los ciclistas Miguel Arroyo y Julio Alberto Pérez Cuapio, son un ejemplo.

En la Ciudad de México, la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca siguió el camino de la privatización y concesión de los espacios, aunque se habla que será para beneficio de la población, la historia del Palacio de los Deportes dice que no será así y el velódromo olímpico “Agustín Melgar” y la alberca de la puerta dos desaparecerán para darle paso al estadio de Cruz Azul.

Si se recuperan las instalaciones deportivas, como es la intención de Braulio, viene el mantenimiento de las mismas, equiparlas y sostener la nómina para entrenadores y monitores para desarrollar los programas locales. Su ilusión es tener a dos exponentes en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Se sabe que el deporte cada vez requiere de mayor inversión, mayor interés y mayor capacitación, señaló el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en la reunión de Vallarta. Por su parte, Alfredo Castillo, dijo que este año será de austeridad, pero la realidad del alto rendimiento convertido en Cenicienta es una falacia.

Email: reyeshector@yahoo.com

Twitter: @olimpionico10