imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

Hace una semana, la rusa Natalia Ischenko anunció su retiro del deporte de alta competencia, luego de haber conquistado seis medallas olímpicas y 19 títulos mundiales, un icono de la natación sincronizada e inspiración para las nuevas generaciones de este deporte.

Ella nació cinco años antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991 y  a los cinco años de edad comenzó a practicar la gimnasia rítmica y el ballet acuático. Se inclinó por la segunda disciplina y de acuerdo a su biografía tuvo a la coreógrafa Svetlana Ustyugova y las entrenadoras Lada Stepanovich y Lyudmila Mizina a sus preceptoras en la iniciación deportiva.

A partir de los 14 años dejó Kalinigrado y fue seleccionada en el Centro Olímpico de Moscú, en donde los siguientes 16 años forjó su leyenda gracias a sus virtudes técnicas y artísticas, en un deporte dónde todas dependen de todas, pero ella sobresalió por su inspiración y liderazgo.

Natalia se convirtió en pieza clave de la escuela rusa que tiene como principales atributos: la expresión artística, selección física (piernas largas) y dominio del ballet. Ella marcó un parteaguas en el nado sincronizado como lo hizo en su tiempo la estadounidense Tracy Ruiz, pero no con estos alcances.

Ella rozó la perfección, una calificación de 99.334, a nada del 100, en el 2005. La entrenadora rusa Tatiana Danchenko reconoce en su alumna la simbiosis entre deporte y arte sustentados por 10 horas de entrenamiento diario, la única llave del éxito.

Festejó su adiós deportivo el día de su cumpleaños, el pasado ocho de abril. En las redes sociales su despedida fue difundida por el Canal Olímpico y a partir de ahora será responsable de la política deportiva y de la juventud en Kalinigrado, la ciudad que la adoptó cuando era niña. Una de las fotos que guarda es la que tiene al regreso del equipo ruso de los Juegos Olímpicos de Río, ella fue ubicada arriba del presidente Vladimir Putin, sonríe con su atuendo de falda blanca, blusa de rayas horizontales y saco azul con vivos blancos.

La celebridad rusa ama las rosas y desde aquí le regalamos un ramo con el aroma de las deidades del Olimpo.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10