imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

Dentro del relato de la “Crónica de un Atletismo Arruinado” y que habla de lo que ha sido Antonio Lozano desde que llegó como asesor jurídico en la gestión del desaparecido Julián Núñez Arana, hasta los conflictos que trata de salvar en diferentes instancias legales.

De las últimas personas que llamó el despacho de abogados que contrató Lozano Pineda para comparecer en el juzgado fue el fondista Juan Luis Barrios, quien acaba de ocupar el segundo lugar en la media maratón de San Diego, por el delito de peculado, acusado por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

El documento que habla de la forma de ser y actuar dentro de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, menciona los cambios de estatutos para perpetuarse en el cargo y de arremeter en contra de las asociaciones del país que están en desacuerdo con él: “Bloquea, amenaza, expulsa a presidentes estatales y arremete en contra atletas de elite, divide a la caminata llamándolos vividores del deporte y muertos de hambre”.

Dentro de las acusaciones habla de actos de corrupción en contubernio con la administración de la CONADE, del 2006 al 2012. Tiene alianza con personas corruptas de la CODEME y otras federaciones. Se refiere al periodo de Alonso Pérez González, titular de ese organismo y que no hace mucho perdió la vida.

En cuanto a lo que menciona sobre la relación que tiene con la CONADE, de ese tiempo detectaron compras de suplementos e hidratantes para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 que no llegaron a los deportistas que pertenecían al programa CIMA, y fueron citados en dos ocasiones a los tribunales.

Al interior de la FMAA la situación no parece ser tampoco un “lecho de rosas”, el titular del organismo despide a su personal que le estorba “para hacer sus corruptelas; se dedica a estafar Municipios, Gobiernos Estatales, COMUDES, Institutos del Deporte y tiene a presidentes de Asociaciones de Atletismo del país amenazados de cambiarlos o desconocerlos en sus estados”.

En una reunión y como es su costumbre, con las vísceras de fuera, enojado y con gritos a la abogada (Sadara Montenegro) y a sus trabajadores, así describe cuando decide que Ana Laura Gray Araujo debe dejar la Asociación de Atletismo de Sonora, porque dejó su consejo directivo y se sumó al de Israel Benítez Morteo.

“Hoy vamos a desconocer a la asociación de Sonora. La abogada le contesta a Toño que se calme que eso que quiere hacer es ilegal y que seguramente lo impugnará y perderá. A esto Toño responde: me vale ma… de mi cuenta corre que la quito, además el director del instituto de Sonora es un pen#&*= que acaba de entrar, no sabe nada de esto y es miedoso. Ya tengo la gente que me ayudará a ching&$=#. Si el pen*=)% del director no accede, le quitamos el aval a los atletas de Sonora, con eso me va a rogar… Y me vale ma&*#% que la impugne, pero mientras me los chin%$”, palabras más palabras menos de Toñito Lozano.

No les retiró el aval a los atletas de Sonora y si Ana Laura mantiene un proceso jurídico en contra de la FMAA.
Email: hreyes@esto.com.mx

Twitter: @olimpionico10