imagotipo

Olimpiónicos

  • Héctor Reyes

Este fin de semana, en Monterrey, Nuevo León, se celebrará el Campeonato Nacional de Atletismo, en donde los deportistas buscaran un lugar que los lleve a Londres, con una imagen deteriorada por los escándalos dentro y fuera del ámbito deportivo, lo que dieron en llamar: “Crónica de un Atletismo Arruinado”.

El sábado quisimos conocer la contraparte, la postura de Antonio Lozano Pineda, en todo esta problemática que se ha visto reflejada en los resultados, se cuentan con los dedos  deportistas capaces de encumbrarse en la elite mundial todavía.

La actitud de Antonio Lozano, durante el Encuentro Atlético celebrado en el CDOM fue ecuánime y dialogó con algunos atletas, como fue el caso de Jessamyn Sauceda, ubicada en el décimo lugar de la clasificación mundial y a un centímetro de dar la marca mínima de la IAAF, en el salto de longitud.

La situación no es exclusiva del atletismo, el deporte olímpico en general atraviesa una crisis, lo que tampoco es nuevo. Sin embargo, y a manera de conclusión de la situación que vive la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, terminamos con el documento.

Antonio Lozano lucha por mantenerse en el cargo de titular del atletismo mexicano, con más de 17 casos en la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD) por desacatar los resolutivos legales,  la vida interna de la FMAA y sus asociados.

“La pregunta es: ¿Por qué no renuncia? Los que hemos estado trabajando con él en su momento, es una persona visceral, sólo se la pasa pensando como castigar y como eliminar asociaciones, como afectar a los atletas que han tenido el valor de declarar en su contra y como condicionar marcas y resultados”.

La crónica habla de su relación con las instituciones deportivas mexicanas y la IAAF, de los privilegios que tuvo entre el 2006-2012, de acusaciones que sería muy aventurado señalarlas, pero sí es conocido el problema de los suplementos alimenticios que nunca llegaron a las manos de los atletas.

La CONADE no le da recursos desde hace dos años y las demandas cuestan y mucho. No ha terminado aún la historia y esta dependerá exclusivamente de la decisión que tomen los tribunales, en tanto esta por vencer la fianza en estos días y también tiene pendiente otro caso con Hacienda.

El especialista en medicina del deporte Juan Antonio Ávila Gordillo siempre estuvo emparentado con el éxito de los deportistas mexicanos en sus diferentes asignaciones, principalmente se menciona en clavados y caminata. Atendió a Paola Espinosa y Lupita González. Ignacio Zamudio, marchista olímpico de Atlanta ‘96, expresó que era de los pocos médicos con vocación de servicio. La lucha contra el cáncer de esófago duró mes y medio, se lo detectó en mayo y peleó hasta el final como lo expresó su esposa.

Email: olímpionico6@hotmail.com

Twitter:@olimpionico10