imagotipo

Olimpiónicos | Hector Reyes

  • Héctor Reyes

El IMSS-Conade presentó un programa orientado a la infancia mexicana, con la posibilidad de beneficiar a cinco mil individuos entre los cinco y 12 años dentro de las 35 delegaciones que componen la institución en su primera fase y en la segunda introducirlo en las escuelas primarias a nivel nacional, con el objetivo de atacar la obesidad y el sobrepeso.

En este intento, se presentó “Kids Run México”, con el propósito de promover una vida saludable, hacer de la activación física algo divertido y cotidiano. La idea que el infante pueda correr su primer maratón en 10 semanas, una hazaña en el imaginario del niño.

Cifras arrojan que 70 millones de mexicanos tienen problemas de sobrepeso y obesidad, el 20 por ciento del total corresponde a niños entre cinco y 11 años, el 40 por ciento adolescentes y un 60 por ciento adultos. En los hospitales de cada cuatro pacientes internados, tres sufren una enfermedad derivada de este problema.

Este problema coloca a México en el primer lugar de obesidad infantil en el mundo, de los cuales cuatro millones son escolares, de acuerdo a cifras aportadas por el IMSS y Conade. Este problema de salud pública tiene un costo de 80 mil millones de pesos debido a las enfermedades crónica–degenerativas derivadas de este fenómeno que ha tenido un crecimiento exponencial.

Kids Run México es un programa de preparación física que combina juegos aeróbicos de ritmo rápido con actividades estructuradas de carrera desarrollados en las escuelas saludables de la OCDE en los Estados Unidos.

El programa consta de 20 sesiones de 30 a 45 minutos y se impartirá dos veces por semana. Las actividades tienen tres niveles, de acuerdo a la edad de los niños. El sistema abarca: calentamiento, actividad motora moderada y vigorosa, reto nutricional y entrenamiento, estiramiento y cierre.

Un punto a favor de Mary José Alcalá, al frente de la división de cultura física y deporte del IMSS dentro de una estrategia de prevención y fortalecimiento en otro nivel dentro de las escuelas técnico-deportivas, lo que ha dado en llamar la “Fábrica de Campeones”.

Mary José, la primera clavadista que ganó una medalla en campeonatos del mundo y participante olímpica en cuatro ocasiones formó parte de los programas acuáticos del IMSS, la institución que tiene más albercas en el mundo y que los gobiernos panistas dejaron de promover el deporte y ahora partió de cero.

Email:

olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10

/arm