imagotipo

Olimpiónicos / Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

Admirable el retorno de la medallista olímpica Laura Sánchez y cumplió con los parámetros técnicos en la evaluación celebrada en el Centro Acuático Ceforma y se suma a la Selección Nacional de Clavados que asistirá a la Copa del Mundo de Río de Janeiro, el mes próximo, en la búsqueda del boleto olímpico en trampolín de tres metros.

El calificativo se lo dio el presidente de la Federación Mexicana de Natación Kiril Todorov, luego de ser testigo de la actuación de la deportista que sorteó la presión de Arantxa Chávez y Paola Pineda, el clima frío y el nerviosismo que fue presa en la fase eliminatoria de la competencia y en la final obtuvo la recompensa del panel de jueces encabezado por Sergio Rocha.

Laura contuvo el llanto de emoción, de alegría por su regreso después de una inactividad al menos de 14 meses. El primer reto fue el peso, en cuatro meses bajó ocho kilogramos y aún amamanta a Alef, su primogénito que acompaña a su mamá en los entrenamientos y fue testigo de su primera competencia.

Tal era la satisfacción que su entrenador y esposo Francisco Rueda, al salir de las instalaciones, afirmó que la misión estaba cumplida, con el pulgar en lo alto y dirigido al cielo. El trabajo fue intensivo y aún falta recuperar más terreno, pero en la puntuación, no obstante el titubeo inicial por la presión del entorno estuvo por encima de sus adversarias.

Arantxa tiene otro reto, el buscar el pase olímpico en sincronizados de tres metros al lado de Dolores Hernández. La alumna de Iván Bautista cedida a Ma Jin tiene que trabajar más y controlar la adrenalina de la competencia y un trabajo de visualización exhaustivo con el psicólogo deportivo.

Otro deportista que obtuvo una calificación sobresaliente en la prueba solitaria de la plataforma, fue el regiomontano Diego Balleza, quien a decir de Francisco Rueda dio una cátedra de clavados, salvo un salto inverso que falló ligeramente, está a nivel de Iván García y Germán Sánchez. Ahora a esperar la decisión técnica, pero aun si quedara como reserva, que al parecer así será, tiene que seguir por el mismo camino de superación. México ganó un clavadista de mucho talento, presencia y listo para actuar en el momento que lo llamen.

Durante el primer día, Yahel Castillo venció a su compañero de equipo Daniel Islas, la diferencia fue mínima de tan solo siete puntos, pero no lograron superar a Rodrigo Diego, medallista olímpico en la categoría juvenil y dará el salto en la Copa del Mundo. Esto si la Comisión Técnica de la FMN y la intervención de la Conade se inclina por la experiencia de Castillo.

En conclusión y en palabras de Paola Espinosa, esta generación es la mejor de la historia y está orgullosa de pertenecer a ella.

Email:
olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10