imagotipo

Olimpiónicos | Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

Al remontarnos a la Asamblea de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales celebrada en Atlanta, con motivo de los Juegos Olímpicos del Centenario, su presidente don Mario Vázquez Raña fue el promotor de garantizar la universalidad ante las nuevas fórmulas para frenar el gigantismo y los altos costos para la organización de la máxima cita deportiva mundial.

El uruguayo Julio Maglione, en esa reunión, dio el salto en el concierto del movimiento olímpico en puestos ejecutivos en la ACNO y ODEPA, así como su ingreso como miembro del Comité Olímpico Internacional y titular de la Federación Internacional de Natación Amateur. La familia olímpica reunida en pleno y grandes personalidades que hoy forman parte de la historia del olimpismo.

El 16 de agosto de 1994, en el punto 24 de la agenda, se aprobó que con el propósito de respetar y fortalecer la Universalidad de los Juegos Olímpicos y la autoridad e independencia de los Comités Olímpicos Nacionales, que está garantizada por medio de la participación de seis atletas y dos oficiales por Comités Olímpicos Nacionales, cuyos gastos de asistencia cubriría el Comité Olímpico Internacional.

Se acordaron seis puntos dentro del procedimiento que había que seguir para la inscripción de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, desde entonces se logró la formula conjunta de universalidad y calidad participativa en los Juegos. El deporte, 20 años después se ha ido adecuando a la realidad y el nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional, el alemán Thomas Bach, encabeza una reforma profunda llamada 20–20, por el año señalado en esa expresión numérica.

Dentro de todo ese proceso se desprende lo que vive el deporte mexicano a raíz de la suspensión que tuvo la Federación Mexicana de Natación por el adeudo que adquirió con la FINA que dirige Maglioni, la última vez que estuvo en México, durante la Asamblea de la ODEPA, indicó que no pretendía afectar a los deportistas mexicanos sobre el pago de la multa que iba más allá de sus posibilidades.

El equipo mexicano de clavados compite en la Copa Mundial de Río de Janeiro bajo el auspicio de la FINA, sin tener la investidura mexicana. Al paso de los acontecimientos, los calificados olímpicos, gracias a los principios de universalidad, los deportistas tendrán garantizada su presencia en Río de Janeiro, concepto emanado de la Asamblea de ACNO y vigente con sus adecuaciones reglamentarias por el Movimiento Olímpico.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10

/arm