imagotipo

Olimpiónicos | Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dejó mal parada la gestión de Jesús Mena al frente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), luego de que este organismo no tiene mecanismos de control para vigilar cómo invierte cientos de millones de pesos en eventos e infraestructura deportiva. También corrió la misma suerte el Alto Rendimiento.

El portal “Animal Político” en el reportaje firmado por Manú Ureste, informa que la Conade gastó de manera discrecional mil 353 millones de pesos en 110 apoyos a asociaciones y federaciones deportivas para la realización de eventos y proyectos especiales que no estaban autorizados o regulados dentro de los lineamientos establecidos en el 2014.

Un asunto grave en el manejo de los recursos es que la Conade no ha logrado comprobar la forma en cómo se dieron o repartieron los recursos millonarios, así como tampoco las federaciones o asociaciones deportivas beneficiarias, han comprobado en qué programas, eventos o actos especiales se utilizaron los recursos.

Dentro de las anomalías, el órgano rector del deporte nacional no dispuso de los expedientes de los apoyos otorgados que deben incluir notificaciones por escrito de la solicitud del apoyo, entre ellos los recibos fiscales que comprueben que se recibieron por una cantidad acordada, pero de forma discrecional y sin control.

La Auditoría Superior de la Federación concluyó que la Conade no tiene información clara, confiable, oportuna y suficiente que permita la toma de decisiones, transparencia y rendición de cuentas, respecto del otorgamiento de los apoyos para el desarrollo de eventos y proyectos especiales. Concluyó que pudiera ser constitutivo de responsabilidades administrativas.

El informe de la ASF es amplio en el diagnóstico que hizo del organismo de acuerdo a la información del portal “Animal Político” dado a conocer el jueves 26 de febrero. Habla de cómo se invirtieron los recursos y en qué rubros, a destacar mil 904 millones de pesos para el programa Deporte y 420 millones en Cultura Física. Los mil 353 millones antes mencionados y 546 millones en infraestructura, pero no cuenta con información suficiente ni confiable para la rendición de cuentas.

La ASF le hizo 24 recomendaciones al desempeño de la gestión del medallista olímpico y concluye que la Conade no cumplió con los objetivos de promover el deporte en México. También encontró irregularidades en el Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento en una muestra del 48.8 por ciento (Fodepar– Com) del presupuesto total que ascendió a mil 255 millones de pesos.

Dentro de las irregularidades, el órgano fiscalizador señala al Comité Olímpico Mexicano y las Federaciones Mexicanas de Natación, Taekwondo y Tiro con Arco, esta última con un adeudo de cuatro millones, 715 mil pesos para competencias internacionales, adquisición de material deportivo e insumos médicos. La ASF precisó que existen atrasos en la comprobación de recursos federales por 102 millones, 576 mil de pesos. Tampoco definieron las cuentas bancarias específicas y 21 procesos de adjudicación.

Finalmente, la ASF realiza auditorías a las Federaciones Deportivas Nacionales y señala que la Conade no tuvo supervisión y seguimiento en el manejo de los recursos en el rubro del alto rendimiento y se podrían emitir sanciones por 30 millones de pesos. También cabe aclarar que muchos de estos recursos ya fueron comprobados.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10

/arm