imagotipo

Olimpiónicos | Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

Anoche regresó el equipo mexicano de levantamiento de poder (powerlifting) con un alto porcentaje de éxito, con tres medallas de oro, una de plata, un cuarto y octavo lugar. Resultados que hablan de una de las generaciones más exitosas del deporte paralímpico.

En este grupo figura Patricia Bárcenas, quien tendrá su quinta participación durante los próximos Juegos Paralímpicos De Río de Janeiro, proveniente de una familia ejemplar que de la nada lograron salir de la pobreza extrema, gracias a su abuela Doña Sara Ponce de León y su madre Yolanda que estudió derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Patricia sufrió de poliomielitis, enfermedad que tuvo que sortear como muchos mexicanos de una generación que hizo del deporte paralímpico un emblema de superación. La mayoría ya retirados de la vida deportiva y algunos más que por su longevidad es base de los equipos nacionales durante un cuarto de siglo.

Ella ganó la medalla de oro dentro del Campeonato Mundial de la especialidad que se celebró en Kuala Lumpur, Malasia y aseguró su quinta participación paralímpica, luego de superar cuatro cirugías de hombro, dos de cada lado, después de Londres 2012.

De esta forma México cerró su participación mundialista con cuatro medallas, tres de oro, la primera por conducto de Amalia Pérez y la última lograda por Paty Bárcenas con un levantamiento de 125 kilogramos. También subieron al podio con la presea dorada Jesús Castillo en la categoría de los 97 kilogramos y Porfirio Arredondo Luna, plata, en los 80 kilogramos.

Paty se alzó con su primer título mundial en la categoría de los 86 kilogramos y también tiene su plaza paralímpica en los 79 kilogramos, de tal suerte que expresó que estaba feliz porque con tres meses de entrenamiento y después de un periodo de cuatro cirugías, se recuperó rápidamente, aunque dijo, ha sido paulatino su ascenso.

“Este evento fue una evaluación para el trabajo que realizamos rumbo a Río y me alegra que nos haya ido bastante bien, pues eso quiere decir que voy por el camino correcto”, declaró la experimentada pesista. La última intervención del hombro izquierdo fue mes y medios después de que concluyeron los Juegos Paralímpicos de Toronto 2015. Lo que ha sido, reiteró, un reto muy grande.

“Representar a México implica la más alta responsabilidad de entrega y trabajo, porque es el más alto honor que puedes tener como mexicano. Me siento orgullosísima de ser mexicana”, afirmó la deportista originaria de ciudad Nezahualcóyotl.

Email: olimpionico10@hotmail.com              Twitter:@olimpionico10

/arm