imagotipo

Olimpiónicos | Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

A la fecha se han clasificado 79 atletas a los Juegos Olímpicos de Río 2016, 34 menos en relación a Colombia, país que se convirtió en el principal rival de México, y referencia que deja muy mal parado al deporte de alto rendimiento de nuestro país.

Desde el ciclo olímpico pasado se ha observado el crecimiento deportivo de los colombianos y los resultados de México no han sido proporcionales a los ingresos, población y esquema nacional. Por ejemplo, el proyecto de Olimpiada Nacional lo adoptó Brasil, entre otros países, y ha tenido excelentes resultados en la detección y seguimiento de talentos deportivos.

En México, no se tiene la misma repercusión por la falta de un vínculo en los actores del Sistema Nacional del Deporte.

Algo está mal en la estructura deportiva, reflejo de la situación que vivimos en el país y la creciente burocratización del deporte mexicano. ¿Por qué nunca se desarrollan planes a mediano y largo plazo?

No tenemos pretextos por la baja del rendimiento deportivo, los recursos económicos fluyeron como nunca en la historia. Pero, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público ha ido ajustando los recursos que entrega a la Conade, no solo por la crisis, sino la falta de eficiencia que provocó el cambio de estafeta.

Lo han advertido algunos de los atletas: “No tenemos dirigentes de alto rendimiento”, el deporte está empantanado, ya ni siquiera se logra ver la punta del iceberg. Tampoco se puede hacer nada para los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016.

Crear infraestructura deportiva no es la solución, en la mayoría de los casos han quedado en el papel, están inacabadas y las que existen no reúnen las normas internacionales. En el encadenamiento sexenal y a pesar de recomendaciones de la Auditoria Superior de la Federación, no se toca a ningún directivo deportivo ni con el pétalo de una rosa.

Todavía faltan 14 competencias de calificación olímpica, dos a celebrarse en México, en nueve deportes, así como también están pendientes atletismo y natación, a la espera de que cumplan con las marcas mínimas. La historia se repite como cada cuatro años, muy pocas opciones y ninguna mejoría sustancial.

Mientras la boxeadora Victoria Torres comenzó a tocar puertas para obtener 10 mil dólares que le permitan asistir a la última oportunidad que la lleve a los Juegos Olímpicos de Río 2016, una comitiva de la Conade viajó a Europa para conocer la realidad del deporte español, el esquema adoptado por Ivar Sisniega hace 22 años.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter:@olimpionico10

/arm