imagotipo

Olimpiónicos | Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

El entrenador mexicano de atletismo,  Rafael Martínez vive en Ecuador, país que fue asolado el sábado pasado  por un terremoto en la zona costera con una magnitud  de 7.8  grados en la escala de Richter, con un saldo de 480  víctimas, la mayor tragedia de los últimos 67 años, desde el último movimiento telúrico registrado el cinco de agosto de 1949.

Rafael Martínez radica en Cuenca, ciudad situada a 432 kilómetros al sur de Quito y a 191 kilómetros de Guayaquil, principal puerto de Ecuador. El entrenador mexicano de fondo, contratado desde hace tres años por la Federación Ecuatoriana de Atletismo, dejó nuestro país por falta de oportunidades.

Estuvo en Holanda con sus dos corredores ecuatorianos ya calificados a los Juegos Olímpicos de Río 2016: Byron Piedra y Silvia Paredes. Luego se trasladó a Perú para tratar asuntos personales donde permanecerá  hasta el próximo sábado. Cuenca rodeada de ríos esta ubicada a 2 mil 550 metros sobre el nivel del mar, una altura ideal para los corredores de grandes distancias y un centro histórico Patrimonio de la Humanidad.

Comentó que el atletismo en Ecuador con dos años de trabajo en un proyecto que encabeza y dirige logró,  junto con otros entrenadores,  tener a cinco damas y tres varones con marca olímpica: “Lo importante para Ecuador es que solo habían ido dos maratonistas en su máximo histórico.

Existe la posibilidad de que Rafael se vuelva a reunir con Rodolfo Gómez, quien entrena a la selección peruana de fondo, también con excelentes resultados. La semana pasada dialogaron en Rotterdam. Señaló que valoran volverse a reunir, pero no definieron. Este sería un combinado bilateral con la idea de revivir las glorias de lo que se significó el Club Rodolfo Gómez en el atletismo mexicano.

Estuvo aquí en México hace 21 días  y “todo el medio hablan desconsolados, si es lamentable la situación del deporte en general y del atletismo en particular. Estamos fregados”, comentó el también ingeniero textil por el IPN.

“Bueno es el mejor entrenador de maratón de Latinoamérica indudablemente, es mi mentor, hemos andado por el medio desde hace mucho tiempo y somos vecinos, si concordamos no me parece mala idea”. El material humano existe, los atletas de ambos países tienen las condiciones físicas y naturales para sobresalir.

“A estas alturas del partido cada quien hará su trabajo, pero hay que valorar las opciones, un buen grupo de entrenamiento es importante en la prueba de maratón”. Por eso no descartó  la propuesta de Rodolfo. En México, desde el exterior ve un país en agonía, le da miedo y sentimiento de impotencia. En Sudamérica vive mejor la gente.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10