imagotipo

Olimpiónicos / Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

El huracán “Patricia”, el más poderoso de la historia que ayer tocó tierra con un pronóstico devastador, con inundaciones y deslaves en al menos siete estados, tuvo por obvias razones la cancelación de toda actividad. Entre las que se mencionan, el clásico del futbol tapatío entre el Atlas y las Chivas del Guadalajara, el Triatlón de Puerto Vallarta y la boda de la atleta Cecilia Villar programada para este fin de semana.

Hace cuatro días comentaba la deportista que había llegado el momento más importante de su vida, junto a Palo López viajaron  a Puerto Vallarta el pasado 18 de octubre para su  “bodorrio”. En ese momento todo era felicidad.

“Pensar que antes mis metas y mis sueños eran otros los cuales disfrute y logre muchas cosas que nunca me imaginé, pero ahora este sueño de pasar el resto de nuestras vidas juntos es el más hermoso que me pudo haber pasado, ni me la creo, por siempre juntos mi amor, amigos los esperamos el sabadito en Vallarta.”

Las circunstancias cambiaron, los potenciales peligros y la situación de emergencia, consciente de la ferocidad del meteoro. El fenómeno natural llegó a las costas mexicanas con una velocidad de 325 kilómetros por hora y rachas superiores a 400 kilómetros. Esa fuerza jamás vista –en el futuro por los cambios climáticos se esperan otros con mayor peligrosidad- puede cruzar la República Mexicana y retomar su rumbo en el Golfo de México.

Todavía el miércoles, la especialista en salto de garrocha y originaria de Chihuahua no estaba segura de lo que podría ocurrir en Vallarta. Ya había recibido llamadas de cancelación y ella empezó a tener miedo por lo que pudiera ocurrir.

“Le he preguntado a gente de Vallarta y me dicen que es difícil que llegue aquí, solo lluvias y vientos o hasta puede que no pase nada, todo es impredecible y son pronósticos pero mi boda sería adentro del hotel en caso de que eso pase, pero espero en Dios que ni si quiera llueva, pero no dejaré que nada impida tener ese día tan maravilloso con la gente que tanto quiero.”

Las fotos que subió Cecilia Villar eran en la alberca del hotel con el delicioso sol del Pacífico. Pero ayer por la mañana, la situación cambió por completo. Todavía sus amigos bromeaban y que harían una boda al estilo “November Rain”. Sin embargo anunció lo inevitable: “Amigos me duele en el alma pero no puedo arriesgarlos, se canceló la boda, mil disculpas a todos, pero están primero ustedes”.

Ceci y su futuro esposo Pablo López y familiares y amigo, en su último mensaje comentaron que estaban ubicados en un albergue, tenían comida y estaban bien. Ellos  sabrán esperar el tiempo necesario para unir sus vidas.
Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10