imagotipo

Oposición sin nacionalismo

  • Jorge Schiaffino

Síntoma de una oposición al Gobierno por intereses particulares, es la actual decisión de un grupo de empresarios de no unirse a un pacto que busca entre otras medidas, generar instrumentos que ayuden a enfrentar los recientes acontecimientos en materia económica y social.

Desleales al país y leales a la plata que generan con una gran prudencia hacendaria y fiscal del Gobierno, este grupo de indolentes vende patrias, se suman a los opositores que están en los partidos y que mienten al pueblo cuando son artífices de las medidas económicas y las reformas de este sexenio.

Son los mismos antipatriotas ligados al PAN, que discriminaban a la UNAM y al IPN excluyendo a sus egresados de puestos de trabajo, los mismos que son parte del círculo de corrupción de algunos funcionarios cuando sus integrantes sirven como empresas fantasma para instrumentar los fraudes.

Los mismos que instrumentan donaciones con dinero ajeno, que posteriormente presentan como deducible ante las autoridades hacendarias.

Esa oposición que durante 12 años no supo cómo cambiar al país, ni supo cómo evitar personajes tan patéticos como Martha y Margarita, resulta inverosímil que el partido del cambio que prometió borrar los 80 años del PRI, en los únicos dos casos, han pretendido imponer a su esposa como candidata y luego como Presidenta.

Esa oposición que mediante ataques mediáticos y sistemáticos ha intentado a toda costa destruir la imagen y la institución presidencial a cualquier costo. Esa oposición que promovió la proliferación de inversiones privadas extranjeras que tanto han acabado con las pequeñas empresas familiares en todas las regiones de la República.

Ahora que las condiciones económicas por la situación del dólar y del petróleo han puesto a México en un escenario crítico, nadie recuerda los precios arriba de 120 dólares que llegaron a tener durante 12 años de panismo. Nadie recuerda que Ernesto Zedillo llegó a tener el precio más bajo en décadas y terminó su sexenio con un crecimiento del 7 por ciento anual.

Que la crisis de 12 años de panismo la produjo el haber utilizado los excedentes petroleros para más gasto corriente sin visión para invertir, sin apoyo sustancial a la educación. Claro, presidentes de derecha siempre presentaron presupuestos recortando dinero a la UNAM e IPN, situación corregida en el Congreso.

Pusilánimes, antidemocráticos y carentes de una visión de Estado, aplauden promueven y se esconden ante la situación provocada por todos y por los principales actores, partidos y grupos empresariales en sus ataques al Gobierno.

PAN, PRD, PVEM, Nueva Alianza, han sido copartícipes de las decisiones en el Congreso.

Tal parece que hay muchos políticos, empresarios y pseudointelectuales que han vivido del sistema, que hoy creen que es su oportunidad de llegar al siguiente régimen, así nada más, traicionando los proyectos nacionales y rindiéndose a la tentación de ver fracasar al país. En el improbable caso que ganaran, en su incompetencia dirán que reciben un país destrozado, sin prestigio, sin democracia y sin diálogo.

Esa oposición de derecha está ávida de servir aún más a grupos de poder conservadores como la iglesia y la oligarquía empresarial.

La historia los pondrá en su lugar, quedan aún dos años de este sexenio y las medidas de Estado todavía pueden tomarse, sin miramientos a los traidores que han vendido su futuro y quieren que los sigamos como si no conociéramos su pasado.

Finalmente, tal parece que quieren demostrar a Estados Unidos que somos un país desunido y que el futuro presidente Donald Trump podrá seguir descalificándonos por considerar que somos un pueblo que ni siquiera puede hacer un frente común ante las adversidades que se presentan y se seguirán presentando con las decisiones del próximo presidente de Estados Unidos. Ahí deberíamos estar todos muy pendientes y unidos.

En el próximo artículo haremos la reflexión.
* Exlegislador

jorgeschiaffinoisunza@yahoo.com.mx